Inicio ASP Antonio Burgueño (proyecto Venturi): “El sistema sanitario está en riesgo de colapso,...

Antonio Burgueño (proyecto Venturi): “El sistema sanitario está en riesgo de colapso, si no lo está ya”

Antonio-Burgueño-proyecto-Venturi“El sistema sanitario está en riesgo de colapso, si no lo está ya”

..Redacción.
Antonio Burgueño está liderando el proyecto Venturi que analiza el sistema sanitario tras el Covid-19. Los datos no son interpretables, “simplemente son”, afirma. Lo que está haciendo Burgueño y su equipo es destaparlos para que se conozcan. Los datos son libres para quien los quiera utiliza porque lo primero para tomar decisiones adecuadas es conocer la realidad, con datos.

¿Qué ha supuesto el efecto Covid para las tareas del sistema sanitario?
El sistema sanitario español históricamente viene asumiendo un diferencial entre las personas que demandan asistencia sanitaria y lo que es capaz de resolver. Por los estudios que venimos realizando, en el año 2019, sin impacto del Covid-19 se acumularon más de 200.000 intervenciones quirúrgicas. Y esto teniendo en cuenta que parte de las intervenciones realizadas se hicieron con el apoyo de los actores privados.

Esta demanda asistencial se alivia con apoyo de los recursos privados cuando los decisores lo estiman oportuno. Además, los profesionales saben priorizar aquello que puede esperar algo más y las patologías que no lo permiten, con lo cual los resultados en general suelen ser más que aceptables.

Ese equilibrio difícil es una situación muy inestable pero que viene funcionando. El Covid-19 ha supuesto un parón en la actividad de otras patologías (sólo se han atendido urgencias vitales) que ha supuesto un freno en el proceso diagnóstico y tratamiento de pacientes con patología no Covid-19, que al ritmo habitual estimamos que más de 7.000 pacientes diarios tendrían que haber entrado en lista de espera quirúrgica, y no lo han hecho porque no han podido ser diagnosticados. Algunos están en otras colas, como es el caso de las pruebas diagnósticas o consultas. Y otros fuera del radar de la sanidad, sin identificar. En esas circunstancias, estimamos, por ejemplo, que no menos de 80.000 pacientes de cáncer pueden estar sin diagnosticar a fecha de hoy.

En otras palabras: el sistema sanitario está en riesgo de colapso, si no lo está ya.

Hay no menos de 80.000 pacientes de cáncer sin diagnosticar y más de 7.000 pacientes diarios tenían que haber entrado en lista de espera quirúrgica

¿Qué significa que hay riesgo de colapso?
Significa que la capacidad de respuesta de la sanidad es insuficiente para atender en el momento adecuado las patologías de los pacientes, es decir, que el riesgo de complicaciones y fallecimientos evitables es muy alto. Sobre todo, porque muchos de ellos están fuera del radar del sistema sanitario, pero que por estudios estadísticos que estamos realizando sabemos que existen. Haría falta aumentar la capacidad en más de 100 quirófanos más a pleno rendimiento, al ritmo del sistema público, durante un año, sólo para absorber la demanda no asistida en el año 2019. Estamos trabajando en cuantificar el impacto del Covid-19 en otras patologías. Las primeras estimaciones apuntan a confirmar el colapso.

El problema es más grave si tenemos en cuenta que la sanidad, por el efecto de la patología Covid-19 y las necesarias precauciones que deben tomarse, así como la reducción de actividad por el verano, la dificultad de encontrar profesionales sanitarios, entre otras cuestiones. Tal vez hasta finales de año no se pueda recuperar el ritmo de actividad asistencial.

Hacen falta más de 100 quirófanos más a pleno rendimiento durante un año, sólo para absorber la demanda no asistida en el año 2019

¿Cómo está afectando a la sanidad privada?
A los provisores privados se les dijo que dejaran de atender a pacientes no Covid-19 para ponerse a disposición del mando único. Y se dio la paradoja de que algunos han estado parados y con todos los equipos preparados, con todo lo que supone de gastos fijos. Y lo que es más grave, la dificultad de cobro del trabajo realizado para atender a pacientes de Covid-19.

En cualquier caso, la clave de la resolución del colapso del sistema sanitario público español está precisamente en considerar absolutamente todos los recursos asistenciales para resolver lo que se puede denominar la segunda crisis sanitaria por el impacto del Covid-19. Desde el Proyecto Venturi estamos trabajando en esa dirección.

La clave de la resolución del colapso del sistema sanitario público español está precisamente en considerar absolutamente todos los recursos asistenciales

Este efecto sobre la privada, ¿qué puede suponer para el sistema público?
Como estamos comentando, el colapso sólo se puede solucionar con el concurso de los actores privados, pero como están reclamando desde ASPE, fundamentalmente, es que se ha creado un problema de sostenibilidad del sector privado, sobre todo de los grupos o clínicas más pequeñas, que puede llevar incluso al cierre de algunas de ellas. Extraña paradoja si tenemos en cuenta el papel fundamental que deben jugar para el bien de la salud del conjunto de los ciudadanos. Tienen capacidad para ayudar a absorber la actividad asistencial pendiente y la salud de los ciudadanos no permite el lujo de despreciar esos recursos.

La sanidad privada tiene capacidad para ayudar a absorber la actividad asistencial pendiente y la salud de los ciudadanos no permite el lujo de despreciar esos recursos

¿Qué es el proyecto Venturi y qué pretende?
El proyecto Venturi es una iniciativa que está trabajando en aportar soluciones al grave problema sanitario al que nos estamos enfrentando, con origen e influencia del Covid-19, pero con repercusión en todos los problemas de salud de la sociedad, cuya solución se complica. Entendemos que la solución no va a venir únicamente desde la Administración Pública, sino que debe hacerse desde una iniciativa civil y que sume el apoyo y colaboración de las mismas.

En esa línea, partiendo de un conocimiento profundo del problema asistencial en términos de demanda y de recursos disponles para afrontarla, afrontar proyectos de mejora, que pueden ser muy concretos en una organización sanitaria concreta o de mayor envergadura. Todo ello es función de los apoyos y colaboraciones que vayamos logrando obtener.

El proyecto Venturi es una iniciativa que trata de aportar soluciones al grave problema sanitario al que nos estamos enfrentando, con origen e influencia del Covid-19

¿Quién está detrás del proyecto Venturi?
Detrás de la idea y de su gestión está un equipo conformado desde Enclave Salud, empresa que también lidera desde el 2015 el Proyecto Impulso de la gestión de la Seguridad del Paciente. Pero el éxito del Proyecto Venturi, que nace a raíz de la pandemia, está en la capacidad de sumar voluntades y apoyos al mismo, tanto de la sanidad privada, las entidades sociosanitarias, sus representantes, empresas en general y profesionales del sector. En estos momentos contamos ya con apoyos por parte de las patronales del sector privado sanitario y de diferentes empresas del sector y del mundo empresarial en general. Sería largo mencionarlos a todos, pero desde aquí mi más sincero agradecimiento a todos.

Lo hemos planteado como un proyecto colaborativo. Un “concepto paraguas” al cual unirse aquellos que crean que su mensaje, sus fines y sus pasos son los necesarios para dar respuesta al reto asistencial al que se enfrenta España en cada una de las regiones.

Noticias complementarias