Inicio ASP Pedro Alonso, de la OMS, lamenta que la salud pública esté “extraordinariamente...

Pedro Alonso, de la OMS, lamenta que la salud pública esté “extraordinariamente desatendida” en España

Salud-pública-España
Europa Press/Alfredo Matilla

..Redacción.
El sistema de Salud Pública en España se encuentra “extraordinariamente desatendido”. Así lo expuso Pedro Alonso, director del Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el curso La ciencia ante el desafío de la Covid-19, patrocinado por Pfizer y organizado en El Escorial. Alonso recordó que en España no existe una Agencia de Salud Pública, “a pesar de que hay acuerdos entre los distintos grupos parlamentarios desde hace años, y esto es un enorme fracaso”.

El representante de la OMS también explicó que existe un problema global “de enorme gravedad”, también en España, y es que no hay buenos sistemas de información sanitaria. De modo que, “difícilmente pueden gestionarse ni esta ni ninguna crisis sanitaria que surja”, advirtió.

No basta con muestrear a una parte de la población para identificar la prevalencia de anticuerpos y la incidencia y extrapolarlo al conjunto de la población

anticuerpos-covid-19Otro aspecto que destacó el experto se refiere a la transmisión. En este sentido, uno de los principales problemas de cualquier enfermedad infecciosa, incluido el Covid-19, es que la transmisión no es homogénea en una población. Por tanto, no basta con muestrear a una parte para identificar la prevalencia de anticuerpos y la incidencia y extrapolarlo al conjunto de la población.

Al contrario, “se generan clústeres de alta transmisión que pueden estar cercanos a otros donde hay poca o nada transmisión”, explicó Alonso.  Así, “la extrapolación para saber cuántos casos hay realmente es muy compleja. Así que no sabe ni cuántos han muerto ni cuántas personas están infectadas”, añadió.

En cuanto al desarrollo de vacunas contra el Covid-19, el experto de la OMS aseguró que lo más posible es que se diseñen distintas vacunas. Aunque advirtió que “no sería razonable” creer que van a ser iguales ni que van a servir para las mismas poblaciones. Esto añadiría cierta complejidad en la definición de las reglas de acceso. Por eso la OMS está tratando de mediar, con un apoyo razonable por parte de la Unión Europea y de China. Es esa “diplomacia suave” la que permitirá hacer un engranaje para el acceso mundial a la vacuna, pero “no es evidente ni está cerrado”, comentó Alonso.

Alonso: “En España no tenemos la capacidad de producir vacunas y deberíamos repensar lo que significa nuestra capacidad de traslación y de generación de conocimiento”

Por último, lamentó que la capacidad de producir vacunas rutinarias en Europa no llega al 25% de sus necesidades. “En España no tenemos la capacidad de producir vacunas y deberíamos repensar lo que significa nuestra capacidad de traslación y de generación de conocimiento”, concluyó.

Enjuanes, sobre el origen del SARS-CoV-2
Luis Enjuanes, director del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), habló del origen del nuevo coronavirus. El investigador afirmó que “por supuesto que viene de los murciélagos. Pero todavía no sabemos el animal intermedio entre los murciélagos y las personas. Se ha especulado que son los pangolines, eso no ha quedado demostrado”.

Salud-pública-EspañaEnjuanes: “Todos nosotros, con toda probabilidad, hemos sido infectados en algún momento con estos coronavirus atenuados”

En la actualidad se tiene constancia de la existencia de seis coronavirus humanos. “Cuatro de ellos nos producen una infección muy suave, conocido como resfriado común de invierno, que es más flojito que una gripe y se conocen desde los años 50. Todos nosotros, con toda probabilidad, hemos sido infectados en algún momento con estos coronavirus atenuados”, explicó Enjuanes.

De hecho, algunos estudios sugieren que las personas que han pasado un resfriado provocado por otros tipos de coronavirus también podrían generar cierta protección contra el Covid-19. Una de estas investigaciones apuntó incluso que dos de cada diez individuos sanos sin exposición previa al virus albergan células T reactivas al SARS-CoV-2.  Esto posiblemente indica que estas células T pueden reaccionar de manera cruzada al nuevo coronavirus debido a una infección anterior con coronavirus relacionados.

El virus se podría quedar en zonas del organismo con menos circulación sanguínea, donde podría esconderse hasta volver a dar la cara

Estas características son las “peores” de este nuevo virus, que lo convierten en especialmente problemático. Según el investigador, “lo peor es que produce una infección asintomática durante uno a catorce días, e incluso más, lo que ha facilitado su diseminación”. Además, a diferencia de los coronavirus SARS y MERS, este “sale activado antes de salir de la célula porque han incorporado un pequeño péptido. De forma que cuando sale ya puede infectar cualquier tejido, no como los otros”, detalló Enjuanes. Asimismo, recordó que la respuesta inmune que induce es “limitada”, aunque “probablemente la respuesta de células T sea más fuerte y de más larga duración”.

Preocupa también la “reemergencia” del virus en pacientes aparentemente recuperados. Según comentó Enjuanes, el virus se podría quedar en zonas del organismo con menos circulación sanguínea, donde podría esconderse hasta volver a dar la cara. Así, el investigador rechazó la idea de que sea un recontagio. Más bien, el virus seguía en el cuerpo pese a dar negativo en PCR. “Esto pasó con el ébola. Hubo gente que lo pasó aparentemente pero que a los seis meses salía la infección. Salía el virus en testículos o glóbulos oculares, donde hay menos circulación de sangre”, concluyó.

Noticias complementarias

Compartir