Inicio ASP Los nuevos tratamientos para el cáncer de mama metastásico protagonistas en ESMO

Los nuevos tratamientos para el cáncer de mama metastásico protagonistas en ESMO

Protonterapia cáncer de mama

..Redacción.
Los inhibidores de las quinasas dependientes de ciclina 4/6 (iCDK4/6) son fármacos ya aprobados para el tratamiento del cáncer de mama metastásico con receptor hormonal positivo y HER2 negativo. Estos inhibidores actúan sobre el ciclo celular, frenando la división y proliferación de las células tumorales. En ESMO se han presentado, por primera vez, resultados de dos estudios, Monarch-E y PALLAS, en los que ha participado el Campus Vall d’Hebron. Estos ensayos evalúan la utilidad de diferentes CDK4/6 en fases precoces de la enfermedad, como terapia adyuvante que evite las recaídas en las pacientes de cáncer de mama.

El Vall d´Hebron presenta en ESMO dos estudios para el tratamiento del cáncer de mama metastásico que evalúan la utilidad de CDK4/6

La investigadora del Grupo de Cáncer de Mama del VHIO y oncóloga médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron, la Dra. Meritxell Bellet se ha encargado del reclutamiento de las pacientes del Vall d’Hebron. Además, ha coordinado a nivel estatal esta tarea en el estudio PALLAS a través del grupo SOLTI, grupo académico de investigación de referencia en oncología. “Se trata de estudios muy relevantes porque nos permiten probar, por primera vez, estos inhibidores en un contexto de adyuvancia. Eso puede suponer un cambio sustancial en  la práctica clínica del cáncer de mama precoz”, comenta la Dra. Bellet. “Los dos inhibidores que se han testado en estos estudios actúan bloqueando la actividad de las enzimas CDK4 y CDK6. De modo que frenan la división y el crecimiento celular, evitando que el cáncer siga extendiéndose”, añade.

 El estudio Monarch-E, es el único que ha demostrado, resultados prometedores de la terapia con iCDK4/6 en fases precoces del cáncer de mama. Este estudio evaluaba la eficacia de abemaciclib combinada con la terapia hormonal estándar en pacientes con cáncer de mama con alto riesgo de recaída. Esta combinación terapéutica demostró una mayor eficacia comparada con la terapia estándar. Esto se traduce en una tasa de supervivencia libre de la enfermedad del 92,2% a los dos años con la terapia combinada, frente al 88,7% de la terapia hormonal estándar. Además, se observó un beneficio constante en todos los subgrupos de pacientes que participaron en el estudio y la tolerancia al fármaco es muy buena, con apenas efectos secundarios.

Monarch-E, es el único que ha demostrado, resultados prometedores de la terapia con iCDK4/6 en fases precoces del cáncer de mama.

“Abemaciclib es el primer inhibidor de CDK4/6 que demuestra una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de enfermedad en pacientes con HR+, HER2- y cáncer de mama precoz de alto riesgo. Estos resultados podrían suponer un cambio importante en la práctica clínica”, explica el Dr. Javier Cortés, investigador traslacional del VHIO y uno de los autores que han participado en este estudio.

 En cambio los resultados de palbociclib, otro de los CDK4/6 que se ha desarrollado recientemente, no han sido tan positivos. Es lo que se desprende del estudio PALLAS, en el que se incluyeron pacientes con menos riesgo de recaída y en donde no se ha conseguido demostrar un beneficio al añadir esta terapia durante dos años en combinación con el tratamiento hormonal habitual frente al tratamiento hormonal solo. Los datos de supervivencia libre de enfermedad son casi superponibles en ambos grupos de tratamiento –88,2% vs 88,5% a los 2 años de seguimiento.

Dr. Javier: “Abemaciclib es el primer inhibidor de CDK4/6 que demuestra una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de enfermedad”

En el análisis por subgrupos, y en base a criterios clínicos, no se identificó ninguna población que pudiera beneficiarse específicamente de este tratamiento. “Queda por ver si los estudios biológicos que se realizarán tanto en muestras tumorales como en sangre son capaces de identificar algún subgrupo de pacientes para quienes la adición de palbociclib pueda suponer un beneficio pronóstico”, añade la Dra. Meritxell Bellet.

Además, las publicaciones de ESMO relacionadas con la investigación del cáncer de mama, destaca el ensayo de fase III ASCENT, en el que han participado la Dra. Mafalda Oliveira, del Grupo de Cáncer de Mama del VHIO y oncóloga médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron, y el Dr. Javier Cortés. De hecho, los resultados de este ensayo avanzan un posible cambio en la práctica clínica de las pacientes de cáncer de mama metastásico triple negativo, una población con peor pronóstico y con pocos tratamientos aprobados.

En este ensayo se evaluó un nuevo fármaco, sacituzumab govitecan, frente a un tratamiento estándar a elección del investigador en pacientes con cáncer de mama triple negativo con progresión previa a dos o más tratamientos para enfermedad metastásica. “Sacituzumab govitecan es una fusión de un anticuerpo que reconoce una proteína expresada por las células de cáncer de mama, conocida como Trop2 y SN-38, una quimioterapia que consiste en el metabolito activo de un medicamento de quimioterapia, el irinotecan. El anticuerpo se encarga de administrar preferencialmente el SN-38 a la célula tumoral, preservando las células sanas en el proceso”, explica la Dra. Mafalda Oliveira.

Las publicaciones de ESMO relacionadas con la investigación del cáncer de mama, destaca el ensayo de fase III ASCENT

Es más, en este ensayo, han participado 529 pacientes, el tratamiento con sacituzumab govitecan aumentó la supervivencia libre de progresión de 1,7 meses a 5,5 meses, y la supervivencia global de 6,7 meses a 12,1 meses en las pacientes tratadas con sacituzumab govitecan. “Ahora este fármaco, podría llevar a un cambio en el tratamiento estándar de estas pacientes, se está evaluando también en estados más precoces de la enfermedad, incluyéndolo como terapia neoadyuvante o adyuvante, en combinación con otras terapias dirigidas y en pacientes con cáncer de mama RH+”, finaliza la Dra. Oliveira.

Noticias complementarias:

Compartir