Inicio ASP El Clínic de Barcelona hace la primera operación de prótesis de cadera...

El Clínic de Barcelona hace la primera operación de prótesis de cadera sin hospitalización en España

operacion-protesis-cadera-sin-hospitalizacion-clinic
Foto: Hospital Clínic de Barcelona

..Redacción.
El pasado siete de julio, el Hospital Clínic de Barcelona llevó a cabo la primera operación de prótesis de cadera sin necesidad de hospitalización. Aunque ya se había realizado en otros países de Europa, esta es la primera vez que se hace con éxito en España. De hecho, el paciente no ha tenido ninguna complicación. El Dr. Jenaro Ángel Fernández-Valencia, del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología ha llevado a cabo la operación, bajo la dirección del Dr. Pere Torner.

“Supone un cambio de paradigma en el manejo de las ortoplastias de cadera”, afirma el Dr. Fernández-Valencia, jefe de la sección del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología. “Hay pacientes de edad avanzada que quizá van a necesitar algunos días en el hospital. Pero aquellos pacientes que están más sanos y que, probablemente, su único problema sea la articulación de la cadera, serán más los candidatos a este tipo de cirugía”.

Aunque ya se había realizado en otros países de Europa, esta es la primera vez que se hace con éxito en España

Entre 2013 y 2019, el Clínic había conseguido reducir de siete a 3,5 los días de media de hospitalización de los pacientes a los que les coloca una prótesis de cadera. Según explican desde el hospital, hay una serie de pasos o claves para bajar las noches de hospitalización en esta intervención.

Por una parte, hablan de la educación del paciente a través de taller previo en el que conoce todo lo relativo a la cirugía y la recuperación funcional. En esta formación aprenden cómo pueden contribuir a que su recuperación sea mejor. Por otra parte, evitan transfusiones de sangre tratando con antelación posibles anemias. Además, durante la operación se administra ácido tranexámico. Estas medidas han hecho que los pacientes que necesitan transfusión después de la operación pasen del 30% en 2013 al 2% en la actualidad.

En los últimos años el Clínic ha implantado medidas para reducir la hospitalización media por operación de prótesis de cadera a la mitad

La cirugía con métodos que la hacen cada vez menos invasiva es otra de las claves. Desde 2016 el equipo especializado en prótesis de cadera trabaja una técnica que permite implantar la prótesis sin cortar músculos o tendones, lo que permite una recuperación rápida y, si se puede, sin necesidad de ingreso, señala el hospital. Además tratan de mejorar el dolor postoperatorio administrando, entre otras medidas, una dosis única de corticoides al inicio de la operación. Esto permite disminuir el dolor, las náuseas y vómitos o los mares al ponerse de pie.

Trabajar la musculatura y el retorno venoso mejora el control del dolor, así que hacen que el paciente empiece a levantarse, moverse y caminar horas después de la intervención. De esta forma también disminuye significativamente el riesgo de trombosis venosa. Tampoco utilizan sonda ni drenajes, ya que, según los profesionales del Clínic “no aportan ventajas en la mayoría de pacientes y dificultan la recuperación”.

Formar al paciente, evitar transfusiones de sangre, técnicas menos invasivas y un mejor control del dolor, son algunas de las medidas para evitar la hospitalización en operaciones de prótesis de cadera

Por último, todos los pacientes reciben el alta según criterios de alta funcional. Desde tener el dolor controlado, a poder caminar 50 metros o subir y bajar escaleras. En el caso de la prótesis sin ingreso, la estrategia consiste en mantener este criterio de alta funcional. Pero si el paciente no se siente seguro, tiene dolor, etc., se quedaría ingresado hasta cumplir los criterios de alta funcional.

Otros aspectos que hacen posible la implantación de una prótesis de cadera sin hospitalización son la selección de candidatos con un perfil ideal de paciente joven sin enfermedades previas, así como la planificación digital de la cirugía para adelantarse a cualquier dificultad, determinar qué implante es el adecuado y cómo posicionarlo para optimizar la biomecánica de la articulación. Desde el Clínic señala también la importancia de hacer una radiografía de control en quirófano para confirmar que se está haciendo el posicionamiento tal y como estaba planificado.

Noticias complementarias:

Compartir