Inicio ASP Dr. Pedro Ibor: “La asociación de ibuprofeno y codeína, a dosis bajas,...

Dr. Pedro Ibor: “La asociación de ibuprofeno y codeína, a dosis bajas, minimiza los efectos secundarios”

Ibuprofeno-codeína-efectos-secundarios

..Cristina Cebrián.
La administración de la combinación de ibuprofeno y codeína no solo resulta eficaz para el tratamiento del dolor, sino que también reduce sus efectos secundarios, al tratarse de dosis bajas. Según apuntó el coordinador del Grupo de Trabajo del Dolor de Semergen, el Dr. Pedro Ibor, durante la Mesa de Expertos que organizó iSanidad, además de su eficacia, al administrar dosis más bajas, se minimizan los efectos secundarios”.

La seguridad terapéutica que ofrece esta combinación de ibuprofeno y codeína se suma a su alta eficacia. “Es una asociación sinérgica potente. Al poder analgésico del ibuprofeno se le suma el de la codeína, con 30 mg. De modo que esta asociación es más potente que si se administran por separado”, destacó el médico de Atención Primaria. En cuanto a sus efectos secundarios, dado que la dosis de ibuprofeno que contiene esta combinación es de 400 mg, “está demostrado que esta dosis es menos gastrolesiva que la de 600 mg. Además, no hay una diferencia proporcional en cuanto a la analgesia”, añadió el Dr. Ibor.

Ibuprofeno-codeína-efectos-secundariosDra. Sánchez: “Con la combinación de ibuprofeno y codeína podemos tratar dolores moderados con una buena respuesta si se toleran los dos fármacos”

De este modo, es posible mejorar mucho más la eficacia del tratamiento con esta asociación que si se administran los fármacos de forma independiente. Con respecto a los posibles efectos secundarios de la codeína, el Dr. Ibor detalló que “no hace falta administrarla a dosis más elevada, para evitar el famoso estreñimiento, que es lo más frecuente que vemos en la consulta diaria”.

La responsable del Grupo de Dolor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Dra. Juana Sánchez, coincidió en que esta asociación potencia el efecto analgésico para tratar el dolor “al unir dos fármacos con distintos mecanismos de acción pero que además conocemos muy bien”. Para la especialista, el principal factor de esta combinación es que “podemos tratar dolores moderados con una buena respuesta si se toleran los dos fármacos”.

Por otro lado, sobre los distintos grados del dolor, la Dra. Sánchez recordó que, tanto el ibuprofeno como la codeína, “suelen ir muy bien para el dolor agudo. Mientras que, en dolor moderado o crónico, educando bien al paciente y si lo tolera bien, los antiinflamatorios unidos a los analgésicos tienen una función fundamental. Aunque debemos tener claro que siempre debe establecerse un tiempo corto de tratamiento”.

Ibuprofeno-codeína-efectos-secundariosLa Dra. Vicente-Herrero insistió en “valorar siempre los efectos secundarios de ibuprofeno y codeína, sobre todo si el tratamiento se prolonga en el tiempo”

En este sentido, la Dra. Teófila Vicente-Herrero, representante de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (Aeemt), insistió en “valorar siempre los efectos adversos, sobre todo si el tratamiento se prolonga en el tiempo”. Además, como especialista en Medicina del Trabajo, señaló la necesidad de “conocer la ocupación del paciente. Por ejemplo en puestos de riesgo como los conductores profesionales, para valorar los posibles efectos adversos”.

Evitar que el dolor se cronifique
¿Es bueno tratar el dolor desde su inicio para evitar que se cronifique? Los expertos consideran que sí. De hecho, supone un riesgo ya que el dolor que se mantiene en el tiempo resulta mucho más difícil de tratar.

Dr. Ibor: “Tanto en dolor agudo leve como moderado e intenso, hay que realizar un tratamiento desde el primer momento para evitar que se cronifique”

Es el caso, por ejemplo, de las cefaleas y las migrañas. “Tenemos que aprender que, si cortamos a tiempo el dolor, no se establece ese círculo vicioso y es más fácil de tratar. No hay que esperar a que aumente el dolor”, apuntó la Dra. Sánchez. Además, una vez que el dolor se cronifica, resulta “un desafío para el paciente, para el médico y para todos los que nos enfrentamos a él”.

Por su parte, el Dr. Ibor se refirió al dolor en pacientes sometidos a una cirugía. “Van a tener dolor, por lo que es necesario pautar un analgésico. Y no hay que esperar a que el paciente te lo demande”, comentó. En cualquier caso, tanto en dolor agudo leve como moderado e intenso, “hay que realizar un tratamiento desde el primer momento para evitar que se cronifique”, insistió el portavoz de Semergen.

Cuando se trata de pacientes que, del algún modo, están habituados al dolor, es más difícil controlarlo. En ocasiones ese dolor se minimiza y provoca un deterioro en la calidad de vida del paciente. Por eso, la Dra. Vicente-Herrero explicó que “hay que actuar más orientando hacia qué tratamientos debe tomar sin que le perjudique, porque suelen ser tratamientos a largo plazo.

Noticias complementarias

Compartir