Inicio ASP El Vall d’Hebron reduce un 35% las listas de espera y cumple...

El Vall d’Hebron reduce un 35% las listas de espera y cumple con los objetivos marcados por el ICS y el Departamento de Salud

Compartir

La reducción de las listas de espera es una prioridad para el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, y es que desde 2013 trabaja para disminuir la demora en los diferentes procedimientos (garantizados y no garantizados) priorizando a los pacientes que en condiciones de igualdad clínica, llevan más tiempo esperando, mediante la puesta en marcha de planes específicos para diferentes procedimientos con el fin de aumentar la actividad quirúrgica, y con la aplicación de medidas de gestión más flexibles como ampliar la actividad de los quirófanos por las tardes y en verano.

Gracias a la aplicación de estas medidas y al esfuerzo de todos los profesionales implicados, sanitarios y no sanitarios, el hospital ha conseguido reducir hasta un 35% las listas de espera de los 14 procedimientos garantizados y un 23% las del resto de procedimientos. Esto se ha traducido en que los pacientes esperan un máximo de seis meses para una intervención de los 14 procedimientos garantizados, menos de 45 días para las intervenciones oncológicas, menos de tres meses para las operaciones de cirugía cardíaca y un máximo de 24 meses para el resto de procedimientos. De esta manera se han cumplido los objetivos establecidos por el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y el Departamento de Salud.

En 2014 el hospital ha realizado 32.571 intervenciones quirúrgicas, un 1,4% más que el año anterior. De todas las intervenciones, las de procedimientos en garantía son 7.371 y las del resto de procedimientos, 24.471. Actualmente, el 98% de los pacientes que espera para una operación de los 14 procedimientos garantizados tiene que esperar un máximo de seis meses y para el resto de procedimientos, la espera es inferior a dos años.

Planes de choque para las áreas con más demanda
Para conseguir estos buenos resultados, el hospital hace tiempo que puso en marcha planes de choque específicos para los diferentes procedimientos que tenían más demanda, como es el caso de la cirugía cardiaca, operación de cataratas, intervención de prótesis de rodilla, y reconstrucción de mama.

En el caso de la cirugía cardíaca, en 2014 se realizaron 800 intervenciones, 195 más que el año anterior, lo que ha permitido que ningún paciente tenga que esperar más de tres meses para una operación. Para la operación de cataratas se ha traducido en 3.343 intervenciones realizadas, y ningún paciente con una demora superior a los seis meses. En las intervenciones de prótesis de rodilla, 455 intervenciones realizadas en 2014, y una demora que se sitúa en los nueve meses, pero que a lo largo de este año se reducirá a los seis meses de tiempo garantizado. En el caso de la cirugía de reconstrucción de la mama, el objetivo marcado por el Instituto Catalán de la Salud era no tener a ningún paciente en lista de espera por encima de los 24 meses y el hospital ha cumplido el objetivo, gracias a un aumento de la actividad quirúrgica, con 465 intervenciones realizadas en 2014.

Apuesta por la actividad de alta complejidad 
El Hospital Universitario Vall d’Hebron ha hecho compatible este incremento de la actividad quirúrgica para reducir las listas de espera con la apuesta por la actividad de alta complejidad, que se ha mantenido e incluso, ha aumentado en algunos procedimientos.

Vall d’Hebron ha registrado un nuevo récord en España del Programa de trasplante pulmonar, el único que existe en Cataluña, con 68 intervenciones realizadas en 2014. En estos años, la actividad y la calidad de las intervenciones han ido aumentando hasta situarlo como uno de los cuatro programas de referencia del mundo. Actualmente, si un paciente en Cataluña necesita un trasplante de pulmón, tiene más de un 95% de posibilidades de recibirlo. Además, los resultados del Programa lo sitúan entre los mejores, ya que la supervivencia de los pacientes es de entre el 85 y el 90% al año y del 30% a los diez años.

Por otro lado, el Hospital Materno Infantil también se mantiene como un referente en procedimientos pediátricos de alta complejidad, como es el hecho de que  recientemente ha presentado una técnica pionera en el mundo que puede evitar el trasplante de intestino a niños y niñas con síndrome del intestino corto. El año pasado también presentó una técnica innovadora, conocida como valve in valve (válvula dentro de la válvula) que consiste en implantar a una embarazada una prótesis aórtica (TAVI) dentro de la prótesis que ya tenía y que le estaba provocando graves problemas, con el objetivo de repararla.
..Emilio Ramirez