Inicio ASP Dos muertos y más de 170 personas expuestas a una bacteria en...

Dos muertos y más de 170 personas expuestas a una bacteria en un hospital de Los Ángeles por el empleo de endoscopios contaminados

Compartir

El  brote de una bacteria que se sospecha está detrás de la muerte de dos pacientes en el Centro Médico Ronald Reagan de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ha levantado la voz de alarma en la comunidad médico sanitaria de los Estados Unidos al generarse serias dudas sobre el empleo de los endoscopios, y es que este instrumento que se utiliza en más de 500.000 procedimientos médicos cada año, están siendo investigados como posibles factores en estas dos muertes y en los malestares que han experimentado al menos otros cinco pacientes del hospital angelino.

La UCLA dijo que las infecciones pudieron haber sido transmitidas a través de dos endoscopios contaminados por infecciones de las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos (CRE) que se insertan por la garganta para tratar cánceres, piedras biliares y otras enfermedades del sistema digestivo. Funcionarios del hospital informaron que han retirado de inmediato los instrumentos médicos contaminados a los que se atribuye el brote y adoptaron técnicas de esterilización más severas.

En una conferencia de prensa efectuada el pasado jueves 19 de febrero, funcionarios de salud intentaron asegurar a la población que no existe mayor peligro. “Este brote no es una amenaza a la salud pública”, afirmaba el médico Benjamin Schwartz, subdirector de control y prevención de enfermedades graves transmisibles del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles.

Los médicos descubrieron el problema por primera vez a mediados de diciembre del pasado año, cuando un paciente fue sometido a una endoscopia y desarrolló una infección que no pudo ser tratada con antibióticos. La pasada semana el hospital comenzó a notificar que al menos otros 170 pacientes fueron tratados entre octubre de 2014 y enero del presente año, por lo que se les está solicitando a través de cartas y llamadas telefónicas para que acudan al centro a someterse a pruebas gratuitas y opciones de tratamiento.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ha emitido una advertencia en la que indica a los médicos que, aunque sigan las instrucciones de desinfección indicadas por los fabricantes, los instrumentos pueden retener gérmenes infecciosos, y es que algunos expertos consideran que estos endoscopios, por su diseño complejo y sus partes diminutas, son muy difíciles de desinfectar completamente, de acuerdo con la advertencia. La FDA recibió 75 informes sobre 135 pacientes en Estados Unidos que podrían haber sufrido infecciones por endoscopios contaminados entre enero de 2013 y diciembre de 2014.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), las CRE pueden causar infecciones en pulmón o en el ducto biliar. Los síntomas pueden incluir tos, fiebre y escalofríos. El personal de salud no suele sufrir infecciones de las CRE, siendo los pacientes en hospitales, asilos, y otras instalaciones de atención médica los que generalmente las padecen. Según los cálculos de los CDC,  esta bacteria puede contribuir en la muerte de hasta la mitad de los pacientes infectados de gravedad.

La FDA trata de determinar qué más puede hacerse para reducir tales infecciones, pero considera que el retirar el instrumento del mercado privaría a cientos de miles de pacientes de “este procedimiento benéfico y que con frecuencia salva vidas”. Más de 500.000 pacientes se somenten anualmente a procedimientos médicos usando endoscopios en Estados Unidos, por lo que “la FDA cree en este momento que la disponibilidad continua de estos instrumentos es lo mejor para la salud pública”, concluye.
..Emilio Ramirez