Inicio ASP Piden 5 años de cárcel a un presunto falso dentista acusado de...

Piden 5 años de cárcel a un presunto falso dentista acusado de extraer 8 piezas a una mujer de una vez en Níjar

Compartir

Si recientemente, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la primera región (COEM) solicitaba las máximas penas previstas en el Código Penal para siete personas imputadas en tres procesos por presuntos delitos de intrusismo, ahora la Fiscalía va a solicitar penas que suman cinco años de cárcel para un hombre de 33 años que ejercía de dentista y de protésico dental en un garaje habilitado como clínica clandestina, presuntamente con procedimientos al margen de toda norma de “higiene y seguridad” y “sin cualificación alguna”.

I.L. fue detenido después de que el centro de salud Campohermoso, en Níjar (Almería), diese aviso a la Guardia Civil para informar de que los presuntos facultativos habían prestado asistencia sanitaria a una mujer que había acudido con “graves lesiones” en la boca.

Como recoge el Ministerio Público, la paciente había concertado con el acusado una cita para que le extrajera las paletas superiores y las sustituyese por otras “por el precio de 150 euros”. Sin embargo, durante la intervención sufrió la pérdida de ocho piezas dentales, siendo “las únicas que le quedaban, alguna incompleta, provocando edentulismo total”.

El escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, imputa a I.L. de un delito intrusismo profesional por el que pide 18 meses de cárcel y un delito de lesiones por el que pide tres años y seis meses de prisión, es decir, en total, cinco años.

Ejercía como dentista y protésico dental sin titulación ni licencia al ser extranjero
El acusado, de nacionalidad marroquí, tal y como relata la Fiscalía, ejercía en un garaje, y también hacía visitas a domicilio como dentista y protésico dental “sin poseer el correspondiente título académico ni licencia oficial que le habilite en España”. Se publicitaba a través de tarjetas de visita.

La intervención a la paciente, cuyas lesiones derivaron en el arresto de I.L., se realizaron en el domicilio de ella. Lesiones para las que precisó tratamiento médico ortopédico y de las que tardó en curarse 15 días, de los que siete estuvo incapacitada para sus ocupaciones habituales.

Según informó en su día la Comandancia, cuando los agentes precintaron el garaje, lo hallaron “en un estado deplorable y sin las mínimas condiciones de asepsia”. El panorama más bien era de una sala de torturas, y es que había una silla de barbero y en una mesa, piezas dentales, jeringuillas hipodérmicas, moldes para elaborar dentaduras, un taladro con distintas brocas y un saco de yeso de 50 kilos, todo mezclado junto a tenazas, bisturís y agujas.

La Fiscalía va a solicitar en la vista oral, señalada ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial en marzo que, indemnice a la mujer con 660 euros por las lesiones y la incapacidad, y con 3.000 euros por las secuelas.
..Emilio Ramirez