No se pierda

Una orden judicial autoriza a una mujer adoptada a examinar cualquier archivo para encontrar a su madre biológica

13 de abril, 2015

El juzgado de Primera Instancia número 24 de Valencia ha autorizado a una mujer adoptada a “investigar con libre acceso cualquier archivo público, privado, eclesial o de persona física o jurídica” de la ciudad levantina para encontrar a su madre biológica, según ha informado el letrado del caso, Enrique Vila, en un comunicado del que se ha hecho eco Europa Press.

Esta orden judicial que, es “pionera” en España, “ayudará a muchos adoptados y niños robados que desconocen el hospital exacto de su nacimiento”, afirma Vila.

La mujer adoptada tiene dudas del hospital exacto en el que se produjo su nacimiento, por lo que solicitó al juzgado una autorización total de búsqueda, señala Vila, abogado y presidente de la Fundación Raíces y Derechos y la asociación SOS Raíces.

El letrado explica que su cliente, nacida supuestamente en octubre de 1964 en el Hospital Provincial, ahora llamado Hospital General Universitario de Valencia, constató que ninguna de las madres que dieron a luz en dicha institución en la fecha de su nacimiento era la suya, por lo que desconoce el hospital exacto en el que de verdad se produjo el parto.

Ante este hecho, para poder examinar todos los archivos de todos los hospitales valencianos y para defender su derecho constitucional a investigar la identidad de sus padres biológicos, tuvo que pedir autorización judicial, ya que su madre pudo haber dado a luz en cualquier institución hospitalaria, pública, privada o eclesial de la ciudad del Turia.

Ahora, la orden judicial concedida, limita la autorización de búsqueda al mes de nacimiento de la adoptada (octubre de 1964) y exige respeto a la intimidad de terceros no relacionados con el parto.

Resolución judicial pionera en España
Enrique Vila manifiesta que éste paso dado por esta mujer es “muy importante”, ya que muchos adoptados y niños robados que, buscan sus orígenes y no conocen con exactitud el hospital en el que nacieron, solamente conocen la fecha y la ciudad.

La resolución judicial es “pionera” en España, pues “supone una autorización genérica a buscar en cualquier institución (hospitalaria, pública, privada o eclesial) y hasta ahora solo se habían dictado órdenes judiciales para cada hospital concreto”, detalla Vila.

Esta nueva posibilidad “ayudará a muchos hijos robados y adoptados que buscan a sus madres biológicas y que no saben con seguridad el hospital o institución donde realmente nacieron, por lo que, como en este caso, no tienen más remedio que rastrear en todos los hospitales de su localidad de nacimiento”, agrega.

Vila, también como director en Europa de la ONG internacional de defensa de derechos humanos SPMUDA International Human Rights Commission, se congratula de que los juzgados españoles “prioricen cada vez de una forma más clara el derecho de todo ciudadano a encontrar sus orígenes biológicos”, pero reclama al mismo tiempo una “mayor implicación del Estado en la condena e investigación del tráfico de menores”, algo que hasta hace bien poco “se produjo en España hasta finales del siglo XX”, concluye.