Inicio ASP Investigadores convierten células de cáncer de páncreas en células normales

Investigadores convierten células de cáncer de páncreas en células normales

Compartir

Un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Pancreas, demuestra que las células de cáncer de páncreas pueden ser inducidas para volver hacia células normales mediante la introducción de una proteína llamada E47, que se une a secuencias específicas de ADN y controla genes implicados en el crecimiento y la diferenciación celular.

Este estudio que, ofrece un nuevo enfoque de tratamiento para las personas con esta patología, es fruto de la colaboración entre el Instituto Sanford-Burnham, la Universidad de California San Diego y la Universidad de Purdue, de Estados Unidos.

En la investigación se trabajó con líneas celulares de adenocarcinoma ductal de páncreas humanos para generar niveles más altos de lo normales de la proteína E47. Los estudios in vivo demostraron que cuando las células cancerosas reprogramadas se introdujeron en ratones, su capacidad para formar tumores se reducía notablemente en comparación con las células de adenocarcinoma no tratadas.

Hemos demostrado por vez primera que la sobreexpresión de un gen único puede reducir el potencial tumoral de células de adenocarcinoma de páncreas y reprogramarlas para que se conviertan en células normales”, explica Pamela Itkin-Ansari, profesora adjunta en el Programa de Desarrollo, Envejecimiento y Regeneración del instituto Sanford-Burnham. Así, añade, de alguna manera las células de cáncer de páncreas conservan una “memoria genética” que esperamos explotar.

Andrew M. Lowy, profesor de Cirugía en el Centro de Cáncer Moores de la Universidad de California San Diego y copresidente del Grupo de Trabajo del Cáncer de Páncreas del Instituto Nacional del Cáncer, explica que “actualmente, el adenocarcinoma de páncreas se trata con agentes citotóxicos, sin embargo, la supervivencia media de los pacientes después del diagnóstico es sólo de seis meses y las mejoras en las terapias se miden en días”.

El adenocarcinoma es la neoplasia maligna más frecuente de cáncer de páncreas, con un pronóstico desgraciado, y es que la gran mayoría de los casos se presentan en estadios avanzados. “El hallazgo es alentador. De hecho, existe un precedente para la terapia de diferenciación celular en que el enfoque se ha usado para tratar la leucemia promielocítica aguda y algunos neuroblastomas con éxito”, añade Lowy.

La patología con frecuencia se le llama cáncer “silencioso”, ya que en raras ocasiones muestra sus primeros síntomas, por eso que cuando se diagnostica, ya en etapas avanzadas, el paciente presenta pérdida de peso, dolor abdominal, náuseas, vomitos e ictericia. Los tratamientos más frecuentemente empleados en el cáncer pancreático son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

El siguiente paso de este estudio, explican, es probar si funciona en tejido humano, “lo que podría proporcionar un nuevo enfoque terapéutico para combatir esta enfermedad”, concluye Itkin-Ansari.
..Emilio Ramirez