No se pierda

Muere una joven de 21 años en el Reino Unido por tomar pastillas para adelgazar compradas en Internet

29 de abril, 2015
Pastillas DNP

Eloise Aimee Parry, una joven británica de 21 años, falleció el pasado domingo 12 de abril por un consumo excesivo de un peligroso fármaco usado ilegalmente para adelgazar y que había adquirido fechas atrás por Internet.

Las pastillas que adquirió en Internet contenían dinitrofenol (DNP), un producto químico industrial que se usa como fertilizante y se vende ilegalmente en las píldoras de dieta como una sustancia para quemar grasa.

El domingo 12 de abril, Eloise comenzó a sentirse mal por lo que en compañía de su madre, Fiona Parry, se presentó en la sala de emergencia del Hospital Royal Shrewsbury en el Reino Unido. Al llegar, les contó a los médicos que había comprado unas pastillas adelgazantes en Internet y había consumido una dosis más alta de la recomendada.

Tal y como informa el diario Mirror hasta ocho fueron las pastillas que ingirió Eloise, cuando los especialistas aseguran que solo dos de ellas eran suficientes para causar la muerte a cualquier persona. En poco más de 24 horas fallecía la joven de 21 años en el Hospital Royal Shrewsbury.

La madre cuenta a la prensa como su hija tuvo una muerte horrible a los 21 años, “literalmente se estaba quemando por dentro, los médicos nunca tuvieron oportunidad de salvarla”.

El DNP es una sustancia tóxica tan letal como irreversible, y es que de hecho, a día de hoy no existe ningún antídoto posible que puede frenar sus devastadoras consecuencias.

Ahora la policía y las autoridades médicas del Reino Unido investigan dónde Eloise compró las pastillas y cómo se anunciaban en Internet.

No es el primer caso de muerte en jóvenes por consumo de DNP en Reino Unido
Sin embargo el caso de Eloise no es el primero que se reporta en el Reino Unido en gente joven que ha fallecido por consumo de DNP. En 2013, la joven Sarah Houston, de 23 años, fallecía tras consumir una combinación letal de DNP con antidepresivos.

Al año siguiente, Chris Mapletof, de 22 años, murió también por una sobredosis del fármaco. Ahora los padres de ambos jóvenes fallecidos lideran una campaña para que se criminalice la posesión y suministro de DNP en el Reino Unido.

En total, 66 personas han muerto en todo el mundo a causa de sobredosis de DNP.