Inicio ASP Las víctimas de la talidomida protestan ante el Congreso para denunciar “59...

Las víctimas de la talidomida protestan ante el Congreso para denunciar “59 años de impotencia”

Compartir

Las víctimas de la talidomida, un medicamento que causó malformaciones a unos 3.000 niños en España, desfilaron este pasado martes frente al Congreso de los Diputados para denunciar “59 años de impotencia” en los que no han recibido el apoyo de los dirigentes de este país, que mantienen un “silencio cómplice” en este asunto.

En la protesta por no haber recibido las indemnizaciones que les corresponderían, estuvieron acompañados de un camión-valla con una pancarta en la que se preguntan “de qué lado está el Estado”, al no enfrentarse a la compañía alemana Grünenthal que comercializó en los años 60 ese fármaco para paliar los efectos de las náuseas durante el embarazo. En el acto también se mostraron fotografías de Francisco Franco, de los representantes de la Monarquía y de todos los presidentes del Gobierno de la democracia, a quienes acusan de igual manera de no haber hecho “nada” por los afectados.

“¿Qué haría el Gobierno alemán si una farmacéutica española asesinara y/o mutilara de por vida a más de 3.000 alemanes?”, señalaba el presidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE), José Riquelme, en declaraciones a los periodistas.

El presidente de Avite recuerda que están pendientes de sentencia en el Tribunal Supremo, después de que la Audiencia Provincial de Madrid anulara el pasado 23 de octubre de 2014 el pago de una de una indemnización a los afectados de la talidomida que reclamaban 204 millones de euros por las malformaciones que les causó ese medicamento. De esta forma el tribunal fallaba a favor de la farmacéutica alemana Grünenthal, fabricante de la talidomida, y anulaba las indemnizaciones que el Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid fijó en noviembre de 2013 para las  víctimas de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE). Los magistrados estimaban que las acciones ejercitadas por AVITE han de entenderse “prescritas, por lo que proceden a revocar la sentencia y desestimar en su integridad la demanda interpuesta”.

Riquelme denuncia que la reunión sobre su situación con el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, resultó esperanzadora pero, finalmente, “ha sido la mayor tomadura de pelo que nos ha hecho un ministro”. Según el presidente de Avite, Alonso les informó de que la Seguridad Social estaba buscando una solución a su problema, pero “el más alto cargo” de ese organismo se lo negó. “Nos confirmaron que en la Seguridad Social nadie está buscando una solución. El ministro nos mintió: no están buscando nada, solo pensando en la inminente campaña electoral”, afirma.

Riquelme, del mismo modo, ha lamentado “la catadura moral” de los políticos porque de “unos 300 diputados” solamente tres (IU, UPyD y Amaiur) han abandonado el hemiciclo para saludarles o estrecharles la mano.

¿Qué es la talidomida?
Este medicamento, patentado en 1954 por la farmaceútica alemana Grünenthal, y comercializado en los años 60 en España, causaba malformaciones congénitas en los hijos de las mujeres que lo tomaban, tanto en sus extremidades (nacían niños sin piernas o sin brazos) como en órganos internos.

La talidomida fue administrada a miles de mujeres para combatir los efectos de la náusea durante el embarazo. Por sus propiedades químicas, era un sedante cuya principal ventaja frente a otros productos del mercado, como los barbitúricos, era la ausencia de toxicidad aguda (riesgos derivados de sobredosis).

Fue retirada del mercado en 1961 después de que pruebas médicas constataran relación entre el medicamento y las malformaciones sufridas por los bebés: brazos y piernas más cortos de lo normal, ceguera, sordera, problemas cardíacos y daño cerebral, entre otras.

Más de 10.000 niños de todo el mundo padecen afecciones derivadas de la administración de la talidomida. Entre 5.000 y 6.000 siguen vivos, según la Asociación Británica de Víctimas de la talidomida, Thalidomide UK. Más de 7.500 niños murieron durante la infancia.
..Emilio Ramirez