No se pierda

Naciones Unidas alerta de que el índice de contagios de Sida no está descendiendo como debería

29 de junio, 2015
ONU sida

Hacer un esfuerzo urgente contra el Sida” es la proclama a los gobiernos que hace Naciones Unidas, en especial en los países más azotados por la enfermedad, para evitar que vuelva a ganar terreno en los próximos años.

El último informe de las Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) que, es elaborado conjuntamente por ONUSIDA y la revista médica The Lancet, insta a los países más afectados a centrarse en frenar el contagio de la enfermedad y facilitar el acceso a los nuevos tratamientos antirretrovirales.

La agencia de la ONU recalca la necesidad y la importancia de cumplir estas medidas para no sufrir un nuevo brote de la epidemia.  En este sentido, Peter Piot, director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y principal autor del estudio, advierte de que se debe “afrontar la dura realidad”, y es que “si el porcentaje de nuevas infecciones continúa, las medidas actuales contra el virus no serán suficientes para detener las muertes por VIH”.

Actuar con urgencia para no tener consecuencias catastróficas
A pesar del esfuerzo sin precedentes por aumentar el acceso al tratamiento a nivel mundial, el informe refleja que el índice de contagios no está descendiendo como debería. Al respecto, Michel Sibidé, director ejecutivo de ONUSIDA, afirma que se debe “actuar con urgencia”, incluso pronostica que “los próximos cinco años son una frágil ventana de oportunidad para acelerar nuestra respuesta y acabar con la epidemia para 2030”. Sibidé añade que si no se toman medidas, “las consecuencias humanas y financieras” serán “catastróficas”, y es que “esto supone no solo la necesidad de aumentar los recursos, sino también un uso estratégico y eficiente de los mismos”.

El informe pone de manifiesto la importancia de la inversión pública contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en las zonas más castigadas por la enfermedad, como es el continente africano. En algunas de sus regiones, la inversión necesaria para controlar la enfermedad sería de un tercio del gasto total en salud y del 2% del producto interior bruto (PIB) de los países afectados. Por tanto, el apoyo internacional a estos países en su lucha contra el Sida será muy necesario en los próximos años, señala el informe.

Por otro lado, el estudio se muestra crítico con los países que se han relajado en la lucha contra el Sida. “Algunas naciones, con la epidemia controlada o el número de afectos en descenso, muestran tendencias crecientes de prácticas sexuales de riesgo”, concluye el informe.
..Redacción