No se pierda

El Teatro Real lidera un proyecto para llevar la ópera a los niños con cáncer

6 de julio, 2015
Omelette

El Teatro Real hcompartió la semana pasada su espectáculo infantil Omelette con los niños hospitalizados en el edificio infantil del Hospital de La Paz de Madrid, con la colaboración de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer y Acción por la Música.

Es una iniciativa que se enmarca dentro del Programa Social del Teatro Real que tiene como principal objetivo acercar la música y las artes escénicas a la infancia, especialmente a los que puedan tener más dificultades para acceder a estos espectáculos y el que participan la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, Acción Social por la Música, Fundación ANAR, Fundación de Síndrome de Down Madrid, Federación Autismo Madrid, Ayuda en Acción, y Fundación Víctimas del Terrorismo (niños).

Se trata de la segunda fase del Programa Social del Teatro Real, que hasta la fecha se centraba en facilitar el acceso y participación de los menores en los ensayos y representaciones del Teatro Real, además de visitas guiadas especiales. Incluirá retransmisiones, en directo o en diferido, de los espectáculos del Teatro Real en los centros, colegios y hospitales donde actúan las diversas asociaciones y para así introducir al universo musical al público infantil y juvenil que se encuentra en situaciones desfavorables, sean estas físicas, psíquicas o sociales, como es el caso de los que están hospitalizados.

La siguiente fase será la creación de un aula de música y de un banco de instrumentos para niños, en el que se cuenta con la especial colaboración de Acción Social por la Música.

Omelette es un espectáculo de sombras que muestra con un humor “poco convencional” la confrontación entre el mundo de los adultos y el mundo imaginario de los niños: “La idea de este espectáculo proviene del deseo de contar el viaje de una niña que se atreve a vivir su vida y sus sueños. La elección de un personaje femenino fue esencial: una heroína que desprecia los clichés de princesas rosadas y cursis”, describe el programa didáctico.