No se pierda

Descubren una nueva diana farmacológica para el tratamiento del Parkinson

15 de julio, 2015
Parkinson

Un grupo de científicos españoles dirigidos por la doctora del Instituto de Investigaciones Biomédicas (UAM-CSIC, CIBERNED), Ana Pérez-Castillo, con la colaboración del grupo de la doctora del Centro de Investigaciones Biológicas (CSIC), Ana Martínez, han descubierto una nueva diana farmacológica para el tratamiento del Parkinson.

Se trata de la proteína fosfodiesterasa 7 (PDE7) la cual, como ya demostró este grupo en 2011, siendo el primero en descubrir, y también con la colaboración del grupo de la Dra. Ana Martínez, que la inhibición farmacológica de dicha proteína protegía a las neuronas dopaminérgicas, disminuyendo notablemente la inflamación característica de esta enfermedad y mejorando por tanto los síntomas motores propios del Parkinson.

Recientemente, el grupo ha validado a la PDE7 como futura diana terapéutica de “gran valor” para el desarrollo de nuevas terapias. En concreto, en esta ocasión, los investigadores, mediante el uso de partículas virales, ha conseguido la inhibición génica de PDE7 en modelos in vitro e in vivo de enfermedad de Parkinson, confirmando así su valor terapéutico.

Los resultados que, han sido publicados en la revista Stem Cells Translational Medicine, los expertos comprobaron que la inhibición de PDE7 promueve la formación de nuevas neuronas dopaminérgicas en animales hemiparkinsonianos, que es una rara forma de parkinsonismo que se caracteriza por atrofia en alguna parte del cuerpo e incluye distonía unilateral. Estos resultados también se obtuvieron in vitro con precursores dopaminérgicos procedentes del mensencéfalo ventral de embriones de rata.

Parece, por tanto, que la inhibición de esta proteína controla la regulación de la neurogénesis endógena, fomentando así la formación de nuevas neuronas dopaminérgicas, y contribuyendo a la neuroreparación del tejido afectado como consecuencia del desarrollo de la enfermedad”, afirman los investigadores.

Esto confiere a esta posible diana terapéutica un gran valor a tener en cuenta en el desarrollo de futuros tratamientos del Parkinson. En resumen, la  inhibición de PDE7 no sólo actúa como neuroprotector y antiinflamatorio sino que también podría suponer un método eficaz para reemplazar la pérdida de neuronas dopaminérgicas en enfermos de Parkinson”, concluyen los expertos.

Entre 120.000 y 150.000 personas tienen Parkinson en España
El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa en el mundo en prevalencia e incidencia después del Alzheimer. Alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo la tienen diagnosticada. Se caracteriza por la degeneración progresiva de las neuronas dopaminérgicas del cerebro, las cuales liberan dopamina, un neurotransmisor clave para la función motora, y que se halla en una cantidad muy deficiente en los enfermos de Parkinson.

En base a las estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España hay entre 120.000 y 150.000 personas que la padecen, y cada año se diagnostican unos 10.000 casos nuevos. El aumento de la incidencia de esta enfermedad está ligado a la edad, y es que el mayor número de casos se diagnostican cuando los pacientes tienen entre 60 y 70 años y un 2% de los mayores de 65 años padecen Parkinson en España.

Sin embargo, uno de los grandes estigmas de esta patología es asociarla única y exclusivamente a las personas mayores y, esto no es así. La enfermedad de Parkinson no es exclusiva de las personas mayores, ya que el 15% de los pacientes no superan los 45 años y se dan casos en los que la enfermedad se inicia en la infancia o en la adolescencia, es la forma conocida como Parkinson juvenil.
..Redacción