No se pierda

El Hospital Josep Trueta de Girona extirpa con éxito un tumor del páncreas en una operación pionera en Cataluña

17 de julio, 2015
Alberto Marquez Pancreas

El Hospital Josep Trueta de Girona ha realizado con éxito una intervención pionera en Cataluña a un paciente de 47 años de Figueras al que otro centro hospitalario le había dado una esperanza de vida de seis meses a causa del tumor de páncreas que tenía y que consideraron inoperable porque le afectaba el tronco celiaco, la arteria más importante del abdomen y que lleva la sangre al hígado, el estómago y el bazo.

Sin embargo, un equipo multidisciplinario integrado por cirujanos, oncólogos y radiólogos oncológicos y vasculares del Hospital Josep Trueta han logrado extirpárselo después de  reducir el tamaño del tumor con quimioterapia y radioterapia.

Alberto Márquez supo hace un año que tenía un tumor en el páncreas. Los tumores de páncreas son de los más agresivos que hay porque en el páncreas confluyen venas y arterias que comunican con órganos vitales como el hígado, el estómago o el bazo. Ello facilita que estas neoplasias invadan rápidamente estos órganos vitales y sean muy difíciles de extirpar. Cuando se diagnostican, solamente un 10% se pueden operar y, de ellos tan sólo el 15% sobrevive cinco años después.

Una vez que a Alberto se le diagnosticó el tumor en el páncreas, se le intentó operar sin éxito en un centro de la provincia, pero la intervención no se pudo realizar, y es que el tumor ya estaba afectando al tronco celíaco.

Seis mese tenía de esperanza de vida
Cuando llegó al hospital Josep Trueta su esperanza de vida era de seis meses. El tiempo corría en su contra, sin embargo tenía un “plus” a su favor, y es que como explica la doctora Carmen Auñón, oncóloga radioterapeuta del Josep Trueta, Alberto “se trataba de un paciente con buen estado general de salud”, por lo que el equipo multidisciplinario que llevó el caso decidió primero intentar reducir el tamaño del tumor con sesiones de quimioterapia y radioterapia que, comenzaron en noviembre del año pasado. “Este tratamiento, dio buenos resultados y estabilizó la enfermedad”, afirma.

A continuación, la estrategia diseñada por el equipo médico consistía en “tapar” el tronco celiaco para producir una hipertrofia en estas arterias y hacer que la sangre llegara a los órganos a través de una circulación alternativa. Esto hizo que el equipo de cirugía pudiera extirpar el tumor entero sin dañar ningún órgano vital.

Finalmente Alberto fue operado el 15 de junio y solamente estuvo ingresado cinco días. Ahora, 33 días después, afirma que se encuentra muy bien, y es que no tiene que seguir ningún tratamiento, hace vida normal, come de todo y se ha podido reincorporar al trabajo. Su agradecimiento al equipo médico que le atendió es infinito, destacando como “a veces no somos conscientes que justo junto a casa tenemos médicos de este nivel”, y es que lamenta que esta operación no la querían hacer en ninguna parte más ni del Estado español ni del extranjero.

Para el doctor Joan Figueras, el cirujano que ha operado a Alberto, espera que este tratamiento pionero sirva para aumentar la supervivencia al 35%. “Este caso nos abre nuevas esperanzas para los enfermos que de entrada no son operables, se ha demostrado que si se hace un tratamiento complementario disminuye el tumor, mejora pronóstico y se puede extirpar”, sin embargo, advierte que el cáncer es “imprevisible”, por lo que no pueden saber si el tumor, aunque se haya extirpado por completo, pueda reproducirse.
..Redacción