No se pierda

Una niña de tres años es la persona más joven del mundo en ser diagnosticada con diabetes de tipo 2

21 de septiembre, 2015
Diabetes 3 años

Una niña de tres años se ha convertido en la persona más joven del mundo que ha sido diagnosticada con diabetes tipo 2, lo que marca un punto de inflexión en la creciente crisis de obesidad a nivel mundial que hay, y plantea nuevas preocupaciones sobre la dieta durante la infancia.

Esta pequeña, hija de padres obesos pero no diabéticos, originaria de Texas (Estados Unidos), y cuya identidad se mantiene en el anonimato, está siendo objeto de estudio en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes que, durante este mes, se está celebrando en Estocolmo (Suecia).

La historia de la diabetes de tipo 2 en esta menor comienza hace dos años, y es que ingresó en una clínica tras aumentar la sed y la micción en ella (primeros síntomas de la enfermedad). Una investigación sobre su dieta reveló que su alimentación era rica en grasas y azúcares. “En base a los síntomas, hallazgos físicos de obesidad y los resultados de laboratorio se hizo el diagnóstico de diabetes tipo 2” afirma el doctor Michael Yafi, director de Endocrinología Pediátrica en la Universidad de Texas al presentar el pasado jueves 17 de septiembre en Estocolmo el caso más joven de la enfermedad.

La niña fue tratada con medicamento (metformina) y se cambiaron por completo sus hábitos alimenticios, y es que se pasó de las bebidas azucaradas y la comida rápida, a una dieta sana con agua y guisos caseros, así como también rutinas de ejercicios físicos. Estos cambios supuso un giro radical en su salud, mejorando completamente. “Perdió el 25% del peso corporal que tenía en los seis meses siguientes a su diagnóstico y los niveles de glucosa en la sangre volvieron a la normalidad”, explica el doctor Yafi.

Los padres son grandes responsables en los hábitos alimenticios de sus hijos
Con la diabetes tipo 2, en la que el cuerpo no produce o no usa bien la insulina, y comienza a perder gradualmente su capacidad de producir insulina y tolerar niveles altos de glucosa, se asocia generalmente a las edades media y avanzada; sin embargo, en los últimos 15 años se están dando casos en niños y jóvenes. Y es que esta enfermedad comenzó a ser diagnosticada en niños del Reino Unido en el año 2000, tratándose a pacientes de hasta nueve años de edad; recientemente se han visto casos en menores de sólo siete, según informa BBC. “La incidencia de la diabetes tipo 2 se ha incrementado dramáticamente en los niños en todo el mundo”, alerta el especialista.

El caso de esta niña de tres años pone de manifiesto que una mala alimentación e inactividad física puede provocar sobrepeso u obesidad que, si no es tratada, puede desencadenar en una diabetes de tipo 2 en edades tempranas en niños.

La importancia de la detección temprana, huelga decir que es crucial para tratar la enfermedad, pero también lo es “un diagnóstico precoz, el tratamiento adecuado y la modificación del estilo de vida”, asegura el doctor Yafi.

Los expertos en salud, no dudan en afirmar que los padres son grandes responsables por permitir que sus hijos coman mal y lleven una vida sedentaria sin realizar ejercicio. El caso de esta niña de tres años, es el mejor ejemplo.
..Redacción