No se pierda

1.000 estudiantes de medicina colaboran con la Fundación Uniteco Profesional en beneficio de la Fundación Theodora

21 de septiembre, 2015
Uniteco felicespornarices

La Fundación Uniteco Profesional ha emprendido una nueva acción solidaria en el VIII Congreso de Educación Médica organizado por el Consejo Estatal de los Estudiantes de Medicina (CEEM). En colaboración con la Fundación Theodora, y con el apoyo de los doctores Sonrisa, se han repartido más de 1.000 narices de payaso solidarias.

Tras la sesión inaugural del VIII Congreso de Educación Médica, que se ha celebrado en Madrid, a todos los asistentes les esperaba una muy agradable sorpresa. El Dr. Si, la Dra. Amnesia, la Dra. Paquicardia y la Dra. Zepi estaban aguardándoles para que fueran partícipes de una bonita acción solidaria. Los doctores Sonrisa contaron con la colaboración de varios miembros de la Fundación Uniteco Profesional para que la acción tuviera la mayor repercusión posible.

Todo era muy sencillo. Había que coger una nariz solidaria, ponérsela, hacerse un selfie y subirlo a las redes sociales con el hashtag #felicespornarices. La predisposición de los participantes fue asombrosa. Todos se mostraban dispuestos a colaborar y ayudar a los niños hospitalizados y gracias a ellos el impacto en Twitter, Facebook e Instagram fue todo un éxito, con más de 300 interacciones en todas estas redes.

Gracias a la colaboración de los estudiantes la Fundación Uniteco Profesional va a donar 3.000 euros a la Fundación Theodora. Esto va a permitir que los doctores Sonrisa visiten a 200 niños hospitalizados. Contando a familiares y personal sanitario que les atiende se va a llegar a más de 500 personas a las que se sacará una sonrisa en pleno hospital, y conseguiremos que sean #felicespornarices.

La Fundación Theodora, creada por dos hermanos suizos en honor a su madre, lleva repartiendo sonrisas, alegría y felicidad por hospitales de varios países más de 20 años. Y en esta ocasión la Fundación Uniteco Profesional ha querido poner su granito de arena para hacer felices a todos esos niños y familiares que pasan largas temporadas en un hospital.