No se pierda

Científicos de México desarrollan un microchip para controlar la diabetes en tiempo real

7 de octubre, 2015
Diabetes microchip

Catalina Stern, líder del proyecto Biosensores para el monitoreo de la diabetes que, ganó la semana pasada el premio de Investigación de Google en América Latina, en una entrevista a Efe, afirmó que el microchip será probado en pacientes, y estará terminado a finales del año 2016 que, será cuando se decida la presentación y su precio final, que “será muy económico”, afirma.

Stern, graduada en Física y doctora en Ciencias, explicó que el proyecto está desarrollado en un 40%, y “cuando esté terminado va a ser un gran aporte” para el cuidado de una enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta en el mundo a cerca de 350 millones de personas con diabetes y se prevé que sea la séptima causa de mortalidad en 2030. En México hay 14 millones de personas con diabetes.

El proyecto que, es desarrollado por dos científicos y dos postulantes de doctorado, nace como respuesta a peticiones de los médicos que quieren contar con mecanismos para vigilar a sus pacientes, indicó Stern, quien agrega que este microchip “se va a presentar en pulsera o en una caja”, un formato que hará “necesario un diseñador”.

Primer medidor simultáneo de niveles de glucosa y de insulina
Stern destaca que será el primer medidor simultáneo de niveles de glucosa y de insulina, y es que recuerda que en el mercado hay dispositivos para conocer los niveles de glucosa, pero para la insulina es necesario hacer pruebas de laboratorio que pueden demorarse durante horas.

Su funcionamiento será sencillo, y es que como detalla, una gota de sangre será suficiente para que el microchip detecte en tiempo real los niveles de glucosa y de insulina y así enviar de inmediato los resultados a un teléfono, una tableta o una computadora. Los médicos podrán ver los resultados en su computadora, tener un historial de mediciones y, de esta manera, podrán identificar a pacientes que requieren atención inmediata, explicó.

Además, los usuarios podrán detectar qué productos les hacen daño y podrán medirlo día a día. “La gente que piensa que desarrollará la enfermedad puede hacer la medición y empezar a cuidarse con años de anticipación para que no la desarrolle totalmente o cuando menos esté bien cuidada”, afirmó la experta.

Este dispositivo puede resultar de una importancia significativa en un sistema de salud “que no da abasto” para atender a millones de enfermos, realidad que sucede en México, concluyó.
..Redacción