No se pierda

El extraño caso de una niña de 12 años que estornuda 12.000 veces al día

13 de octubre, 2015
Katelyn Thornley

20 veces por minuto y 12.000 al día, y es que esas son las veces que Katelyn Thornley, una niña norteamericana de Texas de 12 años estornuda al día. Este curioso y extraño problema en ella comenzó hace aproximadamente un mes, cuando al finalizar una de sus habituales clases de clarinete, empezó a estornudar sin parar.

En una entrevista a Fox News, y que ya ha sido colgada en Youtube, Katelyn cuenta que cuando empezó a estornudar con tanta frecuencia, “pensaba que era alérgica a algo, o que no había limpiado la boquilla del instrumento de manera correcta”,sin embargo los médicos que la están atendiendo, y que ya ha visitado hasta seis facultativos distintos, descartaron alergias o virus, y es que desconocen el origen de este problema que, ha hecho que Katelyn haya tenido que dejar la escuela y no pueda tocar el clarinete en la banda escolar.

La niña de 12 años cuenta en la entrevista que ahora los estornudos son más frecuentes, y es que “los ataques de estornudos están tomando un ritmo serio. Estoy siempre con dolor de abdomen, y mis piernas están débiles porque apenas puedo comer”. Los ataques de estornudos tan solo se interrumpen cuando se queda dormida, pero para poder conciliar el sueño debe tomar Benadryl, un antihistamínico que ayuda a aliviar los síntomas de las alergias. “A veces quisiera despegarme de mi cuerpo por un momento para poder dormir y estar en paz. Incluso en mis sueños estornudo”, afirma Katelyn.

Sus padres no pierden la esperanza de encontrar una solución, así, su madre, Erika Hodges, en declaraciones a BBC Mundo, afirma que “es muy duro, y cada vez va a más y realmente necesitamos ayuda”. Además, agradece la enorme repercusión que el caso de su hija está teniendo, y es que durante estos días, gracias al vídeo de la entrevista de Katelyn que ha sido viralizado y está difundiéndose, muchas madres de distintas partes del mundo, con niñas que sufren el mismo problema, han contactado con Erika. Todas esas niñas tienen entre 10 y 12 años, la misma que su hija, y es que eso es lo único que tienen claro sobre este problema, lo demás, es todo un misterio. “Solo quiero que encuentren una solución pronto, cualquier cosa, lo que sea”, afirma Katelyn.


..Redacción