No se pierda

Cada día ocurren en España 1.000 paros cardiacos, de los cuales se podrían salvar el 40% con técnicas de reanimación cardiopulmonar

16 de octubre, 2015
Técnicas de reanimación cardiopulmonar

Hoy viernes se celebra a instancias del Parlamento Europeo, el Día Europeo de Concienciación del Paro Cardiaco que, bajo el lema ‘Tus manos pueden salvar vidas’, tiene como objetivo concienciar a la población sobre la importancia de conocer las maniobras de resucitación.

En España, cada día unas 1.000 personas sufren un paro cardiaco, de las cuales se podrían salvar el 40% si se les practicara de forma casi inmediata las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y es que así lo asegura el presidente del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP), Ignacio Fernández Lozano. “El paro cardiaco muchas veces es la muerte que no se ve y mata mucho”, afirma, quien subraya como en nuestro país, cada año mueren 30.000 personas como consecuencia de esta patología, una cifra que en Europa se sitúa en 1.000 fallecimientos diarios.

Cuando uno tiene un paro cardiaco hay que empezar las maniobras de resucitación cuanto antes mejor porque cada minuto que pasa, las posibilidades de sobrevivir disminuyen un 10%”, explica el presidente del CERP. Por ello, añade, que es necesario que ante un paro cardiaco se actúe en los tres o cuatro minutos posteriores ya que, tal y como avisa, a los 10 minutos el paciente “está ya muerto”.

Un dato significativo que muestra la importancia que tiene conocer las técnicas de reanimación cardiopulmonar, y es que mientras que la supervivencia de la víctima ante uno de estos episodios si le ocurre en la calle se sitúa entre el 5 y el 7%, debido a que las UVI móviles no llegan a tiempo, en el caso de que el ciudadano de a pie conozca las técnicas de reanimación cardiopulmonar, las posibilidades de sobrevivir aumentan entre el 25 y el 30%.

Escasa formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar en España
Sin embargo, a día de hoy, los españoles no estamos bien formados en técnicas de reanimación cardiopulmonar, especialmente si se compara con la de los ciudadanos de otros países europeos. Al respecto, la coordinadora de los grupos de trabajo del CERCP, Verónica Almagro, recuerda también la falta de educación en técnicas de reanimación cardiopulmonar en las escuelas de España, un hecho que “no se concibe” en los centros escolares de los países nórdicos, y es que cualquier escolar al terminar sus estudios, sabe por completo estas técnicas.

“En España la RCP se incluyó hace unos años por un real decreto en el currículum de educación primaria, pero las Comunidades son las que lo tienen que desarrollar y desgraciadamente no en todas se está llevando a cabo. Además, nosotros queremos que también se implemente en secundaria porque al principio lo que se les enseña es a alertar, pero las habilidades de RCP se adquieren con la edad, con la madurez emocional y física”, explica Almagro.

Por todo ello, los expertos han reclamado al Ministerio de Sanidad de la creación de un Plan Nacional de Atención a la Parada Cardiaca que involucre a la mayor parte de los sectores de la sociedad como, por ejemplo, la policía o RENFE y que, además, establezca la obligación de instalar desfibriladores externos automatizados (DEA) en las plazas públicas, en supermercados, en los gimnasios e instalaciones deportivas, o en los lugares donde hay personas mayores de 65 años; sin embargo, Fernández avisa de la escasez de DEA que hay en España, lamentando que tenga ocho veces menos por millón de habitantes que en Francia, y 30 veces menos que Japón.

Del mismo modo, han solicitado que se “despenalize” el uso de los desfibriladores por parte de los ciudadanos y han asegurado que aunque no se sepan practicar con exactitud estas técnicas, “siempre es mejor” que se realicen a que no se haga nada.

El boca a boca sólo se recomienda a los profesionales entrenados, pero las compresiones torácicas las puede hacer cualquier persona. La persona está muerta, por lo que si no se hace nada se va a morir seguro y si se realizan las compresiones, aunque no se sepa bien la técnica, se podrá reanimar”, concluye Fernández Lozano.
..Redacción