Inicio ASP Según expertos, el control del riesgo cardiovascular en la diabetes tipo 2,...

Según expertos, el control del riesgo cardiovascular en la diabetes tipo 2, es tan importante como el glucémico

Compartir

El control de los factores de riesgo cardiovascular en pacientes con diabetes tipo 2 es tan importante como el control glucémico, y es que así lo han destacado diferentes expertos que, reunidos por la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en diabetes, han participado en el reciente 37 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina General (Semergen) que se ha celebrado en Valencia.

“Aunque obtener un buen control de los niveles de glucosa en sangre es un paso imprescindible, hay que tener en cuenta otros muchos factores para reducir la morbimortalidad cardiovascular asociada a la enfermedad”, destaca al respecto Javier Mediavilla, coordinador del Grupo de Trabajo de Diabetes de Semergen.

Factores, entre los que destacan la obesidad, la hipertensión o el colesterol, que contribuyen al riesgo cardiovascular y aumentan la mortalidad, y cuyo control es fundamental para mejorar el manejo de la enfermedad.

Además, se deben tener en cuenta las características individuales como la edad, los años de evolución de la patología o comorbilidades asociadas que permiten individualizar el tratamiento, también importante para promover la mejor adherencia terapéutica y lograr así una mayor eficacia del plan terapéutico escogido para cada paciente.

Innovación farmacológica en los últimos años
Mediavila celebra la innovación farmacológica que, en los últimos años, en el tratamiento de la diabetes se ha producido, y es que ofrece una mayor flexibilidad terapéutica al profesional sanitario, tanto en el terreno de los antidiabéticos orales como inyectables.

En este sentido, los inhibidores de SGLT2, una familia de antidiabéticos orales para diabetes tipo 2 que regulan la capacidad de los riñones para reabsorber la glucosa hacia el torrente circulatorio, recuerda el experto que favorece la eliminación de la glucosa por la orina. “Además de mejorar los valores de glucosa en sangre sin riesgo de hipoglucemia, esta clase de fármacos facilita la pérdida de peso y reducir la presión arterial. El perfil de paciente que mejor puede beneficiarse sería uno con obesidad y una adecuada función renal”, explica.

Las nuevas opciones también permiten combinar diferentes medicamentos, lo que permite llegar a una tipología más amplia de pacientes con diabetes tipo 2. “El hecho de administrar dos fármacos en una misma pastilla puede mejorar, además, el cumplimiento por parte del paciente”, indica este experto.

Otros de los fármacos aceptados por su buen perfil clínico son los inhibidores DPP4, ya que son efectivos en la disminución de la HbA1c, neutros en el peso, seguros a nivel cardiovascular y no producen hipoglucemias.

Por otro lado, los expertos también han recordado que el número de personas con diabetes tipo 2 no para de aumentar en todo el mundo, y que parte de ellos no logra conseguir sus objetivos de glucosa en sangre, lo que les lleva a pasar del tratamiento oral a inyectable.

La diabetes tipo 2 suele presentarse en personas a partir de los 40 años y es cuando el cuerpo produce insulina pero no la suficiente o no puede aprovecharla adecuadamente. Tiene una tasa de prevalencia mayor que la diabetes tipo 1, y es que representa el 90% de los casos.

En el desarrollo de la diabetes tipo 2 influyen además factores derivados de un estilo de vida poco saludable, como por ejemplo el sobrepeso que, incrementa hasta en ocho veces el riesgo a padecerla, y una dieta rica en calorías que contribuye a incrementar el peso.

En España, su prevalencia por encima de los 30 años es sobre el 14%, y “se podría prevenir si se mantuviera una actividad física regular (más de cuatro días por semana) y una alimentación saludable, lo más cercano al concepto de dieta mediterránea”, tal y como explica el Dr. Víctor M. Andía, médico adjunto del Servicio de Endocrinología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.
..Redacción