No se pierda

Las nuevas tecnologías contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades incurables como el Alzheimer o la diabetes

10 de noviembre, 2015
Guantes monitorizados

Las nuevas tecnologías contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas al revolucionar los tratamientos empleados hasta ahora en enfermedades incurables como el Alzheimer o la diabetes. Y es que esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del debate sociosanitario del 6º Congreso Nacional CENTAC de Tecnologías de la Accesibilidad que, del 5 al 6 de noviembre se ha celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Diego Gil, socio fundador de Menteágil, explicó los avances que herramientas como Imentia suponen para detectar y luchar contra el deterioro cognitivo que conllevan tanto la edad como enfermedades como el Alzheimer, enfermedad neurodegenerativa que es la principal causa de demencia a nivel mundial y la forma de demencia más frecuente en ancianos que afecta a más de 35 millones de personas en el mundo y que en España, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), alrededor de unas 600.000 personas la padecen , afectando entre el 5% y 8% de la población mayor de 65 años y entre el 25% y 50% de la mayor de 85 años.

Además, Gil, añadió que las nuevas tecnologías ya contribuyen a trabajar la estimulación cognitiva de personas mayores, como por ejemplo al utilizar juegos y ejercicios diseñados específicamente para tablets.

La realidad virtual empleada para analizar la realidad virtual fue otro aspecto analizado en el 6º Congreso Nacional CENTAC. Al respecto, el director de I+D de Nesplora, Unai Díaz-Orueta, indicó que servirá tanto para evaluar la conducta como para tratar diversos trastornos de la conducta, como por ejemplo el déficit de atención, la hiperactividad o la aracnofobia.

Un páncreas artificial para el tratamiento de la diabetes insulinodependiente y que funciona a través de un sistema similar a una pegatina que se instala sobre la piel, fue uno de los proyectos que presentado por Javier Semprún, CFO de Medicsen, más expectación causó. Este páncreas artificial, instalado en la piel de los diabéticos, sustituye a las bombas de insulina existentes actualmente.

Este sistema estará guiado por un algoritmo desde Internet, que además del control de glucemia permitirá detectar aspectos de la persona con diabetes como enfermedades o estrés y, con ello, tratar de anticiparse a posibles problemas asociados con esta “enfermedad silenciosa” que el año pasado, la Federación Internacional de Diabetes, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes que se celebra el 14 de noviembre, situó el número de personas que padecen esta enfermedad en todo el mundo en 387 millones, cifra que se espera que crezca hasta los 592 millones en 2035.

Otro aspecto en el que las nuevas tecnologías están adquiriendo una gran importancia en la medicina y la salud es la rehabilitación. En este sentido se expusieron los avances que en esta materia se están produciendo y que mejoran la salud de personas con ictus, esclerosis múltiple o movilidad reducida.

El director de Desarrollo de Negocio de Rehub Health, Oliver Diosdado, expuso un sistema tecnológico que permite controlar y dirigir el movimiento de miembros superiores, facilitando de esta manera la movilidad y el tratamiento rehabilitador.

El director de la Unidad de e-Healthy en la empresa sociosanitaria Virtual World, Julio Álvarez, explicó cómo a través de diferentes dispositivos se puede trabajar tanto el daño cerebral como realizar telerehabilitación que puede ser monitorizada.

Por su parte, el técnico comercial de Vitia Healthy Experience, Gorka Cristobalena, mostró elementos tecnológicos para recuperar el equilibrio o la movilidad de manos y brazos a través de diferentes elementos como guantes monitorizados con dispositivos electrónicos que interactúan con pantallas en las que se muestran juegos.
..Redacción