No se pierda

Acude al médico por un fuerte dolor de cabeza y le extraen a vida o muerte una larva en su cerebro

12 de noviembre, 2015
Luis Ortiz

De tener un simple dolor de cabeza e ir al médico para encontrar alivio, a que le quedasen tan sólo 30 minutos de vida después de hacerle pruebas y ver que en su cerebro había una larva que estaba acabando con su vida. Y es que Luis Ortiz, un joven de 26 años de California, por increíble que parezca, un gusano había llegado al interior de su cabeza.

Según informa USA Today, el doctor que trató a Luis, Soren Singel, explica que tras hacerle las pruebas y ver ese sorprendente y terrorífico descubrimiento, más propio de una película de ciencia ficción tipo Alien, la necesidad de realizar una cirugía se antojaba imperiosa para quitar la larva, y es que otros 30 minutos de espera y “habría muerto”.

La larva situada en el cerebro de Luis y que había bloqueado el flujo de líquidos, salió del cuerpo del joven a través de una perforación por encima de la ceja. “El gusano se seguía moviendo una vez fuera de la cabeza”, afirma Singel, que añade que este tipo de larvas en el cuerpo humano son más comunes que se desarrollen en los intestinos, pero la presencia en el cerebro son poco probables.

Ha perdido parte de su memoria y le espera una larga recuperación
Los dolores en la cabeza empezaron a finales de verano, pero Luis no les dio importancia,más bien los ignoró hasta que un día el dolor era insoportable que al llegar una tarde a casa desorientado y con vómitos decidió acudir al hospital, pensando que podía ser una fuerte migraña.

Esta intervención a vida o muerte en la cabeza de Luis, le ha producido una pérdida de parte de su memoria y que ahora le espere un largo proceso de recuperación.

La larva que habría llegado a su cerebro podría estar en algo que él comió, posiblemente una ensalada u otro plato que contenía comida que no había sido lavada y tenía huevos de larva. “Me sorprendió mucho. No me podía creer que algo así me podía pasar pasar. No me imaginaba que tendría un parásito en mi cabeza tratando de arruinar mi vida”, afirma.

De momento Luis ha tenido que abandonar sus estudios universitarios para volver a casa de sus padres.
..Redacción