No se pierda

Expertos aseguran que la supervivencia y el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón podría mejorar gracias al uso de TAC de baja radiación

17 de noviembre, 2015
Cáncer de pulmón 1

Hoy, 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Pulmón, uno de los tumores más prevalentes y también de los más agresivos, y es que según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en nuestro país se trata del tumor más mortal entre la población de ambos sexos con más de 260.000 muertes anuales en la Unión Europea.

Sin embargo, los expertos de la MD Anderson Cancer Center Madrid aseguran que la supervivencia y el diagnóstico precoz de los pacientes podría mejorar gracias al uso de tomografías axiales computarizadas (TAC) de baja radiación. El dato es esperanzador, y es que si se logra detectar en estadios iniciales, el tratamiento puede resultar curativo hasta en un 80% de los pacientes.

Para mejorar el pronóstico de los tumores en el pulmón, es clave la puesta en marcha de programas de ‘screening’, sobre todo en aquellos pacientes que presentan mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, caso de los fumadores. Al respecto, como asegura Allan Sam, neumólogo de la MD Anderson Cancer Center Madrid, en los cribados en los que se incluyen el diagnóstico a partir del TAC de baja radiación, “han demostrado una mejoría de la supervivencia, al seleccionar al paciente con alto riesgo de padecer este tipo de tumor”.

‘Consulta de Diagnóstico Precoz de Cáncer de Pulmón’
Este centro en la capital de España, ha puesto en marcha la ‘Consulta de Diagnóstico Precoz de Cáncer de Pulmón’ que, es un programa de cribado integral coordinado a través de un equipo multidisciplinar, con amplia experiencia y combinado siempre con un Programa de Deshabituación Tabáquica.

En la consulta se realiza una valoración neumológica que incluye desde pruebas de función respiratoria, que permiten detectar además otras enfermedades asociadas al tabaquismo, como el estudio de los antecedentes familiares y la historia de tabaquismo personal para determinar el riesgo de aparición de tumor.

La participación en estos programas debe basarse en el criterio de la edad y el historial de tabaquismo del paciente; en la edad, se selecciona a aquellos pacientes con edades comprendidas entre los 55 y los 80 años; en lo referente a la historia de tabaquismo, se considera como personas en riesgo tanto a los fumadores activos como a los que han dejado de fumar en los últimos 15 años.

Si se cumplen los criterios de inclusión del programa de cribado, se procede a la realización del TAC de baja radiación y las pruebas espirométricas”, señala este neumólogo de la MD Anderson, que indica que es en ese momento, cuando “siempre se recomienda el abandono del tabaco y teniendo en cuenta su situación pulmonar actual y en caso de presentar algún factor de riesgo, se pauta el seguimiento del paciente”.

El abandono del tabaco no es una tarea fácil, en ese sentido, explica el experto “que abandonar el tabaco resulta una decisión muy difícil porque, aunque existe una dependencia física generada por la nicotina, también existe una dependencia a nivel psicológico y emocional

Se necesitan más métodos para el cribado de pacientes con cáncer de pulmón
Aunque el TAC es la medida diagnóstica más común y empleada para el cribado de pacientes con cáncer de pulmón, los especialistas recuerdan que no debe ser la única, por lo que para un adecuado ‘screening’ de la persona con riesgo de desarrollar esta patología, consideran que también son necesarias una revisión neumológica, unas pruebas de función respiratoria y una consulta específica para plantear el abandono del tabaco.

En el mundo, al año se detectan alrededor de 1.400.000 nuevos casos de cáncer de pulmón. Entre los 55 y los 75 años es la franja de edad en la que la mayoría de los casos son diagnosticados, con un pico de incidencia que oscila entre los 65 y 70 años, aunque se ven casos desde los 35-40 años.

Mientras que la mortalidad por cáncer de pulmón en los hombres en España tiende a estabilizarse e incluso ha descendido mínimamente, con las mujeres no ocurre lo mismo, más bien todo lo contrario y con datos preocupantes. En tan solo 10 años la mortalidad por cáncer de pulmón entre las féminas aumentó un 80%, convirtiéndose en la segunda mortalidad por cáncer, detrás del de mama.
..Redacción