Inicio ASP Un estudio confirma la utilidad de la termografía infrarroja para la detección...

Un estudio confirma la utilidad de la termografía infrarroja para la detección y diagnóstico precoz de lesiones traumotológicas

Compartir

Un grupo de investigación de la Unidad de Termografía de la Facultad de la Actividad Física y el Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en colaboración con la Clínica CEMTRO, ha realizado un estudio que confirma la utilidad que la termografía infrarroja tiene para la detección y el diagnóstico precoz de lesiones traumatológicas.

El estudio que, ha sido publicado en el Journal of Medical Imaging and Health Informatics, tiene como objetivo establecer la capacidad de la termografía infrarroja para discriminar lesiones y evaluar su aplicabilidad en situaciones de emergencia traumatológica.

Los resultados del estudio que, se llevó a cabo con pacientes de la Unidad de Emergencias de la Clínica CEMTRO, señalan que esta tecnología es una buena herramienta de apoyo para identificar correctamente la presencia o no de lesiones en una determinada zona corporal.

Actualmente, para el diagnóstico de lesiones traumatológicas se emplean los rayos X y escáneres, sobre todo en lesiones musculares. Para meniscos y ligamentos las resonancias magnéticas.

Sin embargo, la termografía permite detectar también este tipo de lesiones, pero aportando unas prestacioes que los rayos X, escáneres y resonancias no ofrecen, y es que la detección se realizad de forma fiable, más rápida y con un bajo coste, basándose en la medición de la temperatura de la piel en diferentes zonas corporales.

La termografía consiste en utilizar una cámara infrarroja que genera una imagen en la que cada color representa una temperatura de la piel distinta. Así, si consideramos que las temperaturas de la piel de regiones contralaterales deben ser distribuidas simétricamente en un estado saludable del individuo, una asimetría termal en áreas del cuerpo puede ayudar a detectar e incluso prevenir algún tipo de lesión.

Los investigadores del INEF en colaboración con la clínica CEMTRO, han observado que la temperatura de la piel tiene una buena especificidad para la detección de asimetrías de temperatura en las zonas lesionadas, lo que sin duda ofrece la posibilidad de que pueden ser considerados como una referencia para decidir sobre la existencia de una lesión traumatológica.

Los resultados de este estudio señalan que cuando se usa una cámara termográfica de alta resolución y se sigue un protocolo apropiado, la termografía infrarroja puede ser una buena herramienta de apoyo para proporcionar a los médicos una información adicional de gran utilidad, ya que le permitirá identificar correctamente la presencia o no de lesión en una determinada zona corporal.
..Redacción