Inicio ASP Desarrollan nuevos implantes en 3D para la reparación de lesiones y malformaciones...

Desarrollan nuevos implantes en 3D para la reparación de lesiones y malformaciones craneales

Compartir

Ya son varios y relevantes los casos de creación de órganos, tejidos y prótesis con la tecnología de las impresoras 3D. Por mencionar el más reciente, el que se ha dado en España, en concreto en el Hospital Universitario de Salamanca. Un hombre de 54 años que, por el cáncer había perdido parte de su esternón y caja torácica, gracias a la impresión 3D ha recibido un implante torácico que, dada su complejidad y dimensiones, es la primera vez en el mundo que se hace uso de la impresión 3D para crear una parte así del cuerpo humano.

Ahora, la impresión 3D vuelve a ser noticia, pero esta vez con implantes biocompatibles fabricados que permiten una mayor precisión en la reparación de lesiones y malformaciones craneales provocadas por enfermedades oncológicas o congénitas. En palabras de Pedro Martínez Seijas, médico especialista en cirugía oral y maxilofacial del Hospital Universitario Donostia y Máster en Ingeniería Biomédica, “son una herramienta clave en el abordaje y tratamiento de casos complejos porque posibilitan analizar cómo se puede abordar el caso, permiten planificar y elegir el tipo de cirugía más adecuada para ese paciente”.

Las técnicas de reconstrucción diseñadas a medida usando el CAD (Computer Aided Design), junto a las tecnologías de impresión 3D, permiten a partir de copias exactas del paciente (biomodelos), crear implantes o prótesis biocompatibles individualizados de partes específicas: cráneo, maxilar, mandíbula…etc.

El uso de biomodelos e implantes biocompatibles durante la cirugía se irá extendiendo, ya que son cada vez más necesarios en la planificación quirúrgica porque permiten simplificar y controlar el procedimiento, aumentando la seguridad clínica”, explica este especialista del Hospital Universitario Donostia.

Al mismo tiempo, continua, se puede “ensayar sobre el biomodelo la cirugía antes que en el paciente, lo que reduce las complicaciones y mejora el resultado final”. Martínez Seijas, pionero en el empleo de técnicas 3D en la cirugía afirma que con esta prestación, es decir, ensayar antes en el mismo biomodelo que en el propio paciente, se consigue la realización de tratamientos quirúrgicos personalizados ‘Ad hoc’ mediante planificaciones con implantes personalizados. Para realizar los implantes se parte de las imágenes radiológicas del paciente (TAC).

En la actualidad, los implantes personalizados hacen posible la reconstrucción del defecto sin alterar la anatomía del paciente, consiguiéndose una mejora en la eficiencia de la cirugía al evitar actividades mecánicas de lento moldeado durante el procedimiento quirúrgico”, de este modo, se “reduce la duración de la cirugía y, permitiendo, de este modo, un coste de oportunidad de hasta 20.000 euros por paciente”, concluye.
..Redacción