No se pierda

86 denuncias tramitó el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid en 2015 por intrusismo profesional

4 de enero, 2016
Colegio Fisioterapeutas

Hasta 86 denuncias contra supuestos profesionales sanitarios, ha llegado a tramitar el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid (CPFCM) en 2015, siendo en la mayoría de las ocasiones, por casos en los que se ejercía la Osteopatía y la Quiropraxia por personas que carecían de titulación y por publicidad engañosa, y es que así lo ha informado este colegio profesional.

Al respecto, el secretario general del CPFCM, José Santos, explica que tanto por ley, como para garantizar la seguridad de los pacientes, estas técnicas, solamente pueden ser aplicadas por profesionales que, además de tener formación propia en estos tratamientos, posea una titulación oficial en Fisioterapia, ya que se trata de técnicas que precisan de conoocimientos complementarios en disciplinas como la anatomía, entre otras.

Asimismo, Santos, recuerda que aquella persona que carezca de titulación sanitaria, no puede ni promocionar ni publicitar que ofrece tratamientos para curar ningún tipo de patología, y es que ni por ley, ni tampoco por capacidad, tiene competencias para ello.

Sin embargo, lamenta Santos que, la realidad es bien distinta, ya que se encuentran con personas que aplican ese tipo de tratamientos después de haber recibido un curso de tan solamente cuatro meses y, en ocasiones, a distancia.

Así, movidos generalmente por una publicidad engañosa y por el desconocimiento inicial de los ciudadanos, éstos se ponen en sus manos sin saber ni el riesgo que corren, ni que en el caso de sufrir algún daño como consecuencia, estos falsos profesionales ni siquiera tienen un seguro de responsabilidad civil que responda ante el paciente””, afirma.

Ante esta situación de intrusismo profesional, el CPFCM exige a la Administración que limite y controle la actividad de estas personas que ejercen una actividad sanitaria sin contar con un centro autorizado por el Ministerio de Sanidad, ni una formación profesional oficial. Además, la institución colegial invitó a la Comunidad de Madrid a que siga el ejemplo de Comunidades como Murcia o del País Vasco, en las que la publicidad de los centros de fisioterapia se visa, y así, de esta manera cuenta con un control de calidad sobre los términos utilizados que garantiza que los ciudadanos no puedan ser llevados a equívoco por una publicidad falsa.

Para mejorar su lucha contra el intrusismo, el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, desde que fuese creado en 1997, ya puso en marcha la Comisión de Intrusismo. De este modo, como explica su presidente, Guillermo Mielgo, se tramitan todas las denuncias que reciben todos los años. Además, partiendo del compromiso que tiene el CPFCM en su persecución del intrusismo, se establece una estrecha colaboración tanto con las autoridades sanitarias como con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, realizando también campañas para enseñar a la población quién es fisioterapeuta y, así, distinguirlo de los intrusos. ““Perseguimos a los falsos profesionales para cuidar la salud de la población y evitar con el cese de sus actividades, posibles lesiones generadas por quienes realizan tratamientos sanitarios sin la titulación necesaria””, concluyó.
..Redacción