Inicio ASP Se crea en Sevilla el primer Instituto de Medicina Taurina del mundo

Se crea en Sevilla el primer Instituto de Medicina Taurina del mundo

Compartir

El equipo médico de la Real Maestranza de Sevilla y el Hospital Viamed-Santa Ángela de la Cruz de la ciudad hispalense se han unido para crear el Instituto Sevillano de Medicina Taurina (ISMET), el primero que de estas características nace en el mundo.

El ISMET ha sido presentado esta semana en un acto en la Real Venta de Antequera en Sevilla, en el que Antonio Solans, director de hospitales del Grupo Viamed, ha explicado que se trata de “la primera unidad de esta naturaleza que se organiza en España, que cuenta con un equipo multidisciplinar para ofrecer una asistencia sanitaria a los profesionales del toreo”.

Octavio Mulet, cirujano jefe de la Enfermería de la Real Maestranza de Sevilla y director del Instituto de Medicina Taurina, afirma que “no es comprensible que una situación tan compleja como puede ser la atención del torero no pueda ser afrontada en la multitud de situaciones o requerimientos necesitados”. En esa línea, indica Mulet, surgió una respuesta que suma “la colaboración de un equipo con la máxima experiencia y de un hospital con la máxima cualificación a nivel de estructuras, medios técnicos y recursos humanos”.

Por ello, proporcionar a los profesionales de la tauromaquia una atención sanitaria adaptada a sus necesidades específicas que pueden llegar a exigir la intervención de expertos de hasta 15 especialidades médico-quirúrgicas diferentes, es el objetivo del ISMET, cuya atención, la desarrollará en dos niveles: asistencial y preventivo.

En el primer nivel, el objetivo es prestar al torero, en caso de que sufra cogidas o lesiones, la mejor atención médica y sanitaria a través de un dispositivo asistencial en la Real Maestranza de Sevilla y otro multidisciplinar en el centro hospitalario.

Habitualmente, cuando el torero sufre un percance, hablamos de un paciente politraumatizado que precisa de la participación médico-quirúrgica de diferentes especialistas. Por ello, con este primer nivel, se pretende prestar al torero toda la atención que necesita, ya sea de un especialista, o de los especialistas correspondientes.

En el segundo nivel, el objetivo es proporcionar la atención preventiva necesaria a los toreros, preventiva porque al igual que todos los deportistas y personas que se enfrentan a actividades de riesgo o de gran exigencia física, deben tener un conocimiento previo de su estado de salud para el desempeño de dicha actividad y, para en el caso de que sucediera un percance, no se improvise y se evite el desconocimiento de los antecedentes patológicos del paciente que pueden interferir y dificultar su tratamiento urgente.

Para ello, el ISMET realizará a todos aquellos profesionales del toreo que lo pidan, una evaluación médica global, una ‘Carta de Salud del torero’, que permitirá a cualquier especialista que lo trate conocer su historial. “Se trata de proporcionar una atención sanitaria al torero con una visión integral de sus necesidades, que incluya la necesaria actuación preventiva, el tratamiento urgente de las lesiones y los tratamientos de rehabilitación necesarios hasta su completa recuperación”, concluye Octavio Mulet.
..Redacción