No se pierda

Una paciente graba los insultos que los médicos dijeron mientras la operaban

14 de abril, 2016
Ethel Easter

Ethel Easter, una paciente del Hospital Lyndon B. Johnson en Houston (Estados Unidos) fue insultada mientras estaba tumbada y anestesiada en la sala de operaciones.

No puedo expresar cómo me siento”, afirmó a ABC News.

La pregunta del millón: ¿Cómo pudo averiguarlo? Ethel supo que había sido insultada gracias a una grabadora que escondió en las extensiones de su pelo.

Un mes antes de que fuese operada, Ethel había tenido una discusión con su médico, por lo que temía una represalia por parte de este. Ella acudió a la consulta de su facultativo por un dolor abdominal que tenía, dolor que, finalmente terminó siendo una hernia de hiato. Al menos dos meses, y es que ese es el tiempo que su doctor le dijo que tendría que esperar para poder someterse a una intervención, algo que Ethel no estaba dispuesta a esperar por las molestias que tenía. Su doctor, fue claro al respecto, y es que le respondió y gritando bruscamente: “¿Quién te crees que eres? Tendrás que esperar como todos los demás”.

Ethel empezó a llorar y más tarde fue informada por un médico diferente durante otra visita de que ese doctor había dejado “malas anotaciones” en su informe. Sería en ese momento, cuando ella decidió grabar su intervención para escucharla.

En la grabación se escucha como algunas personas que estaban en la intervención quirúrgica la llaman “puñado” y comentan que ella había amenazado a con llamar a un abogado y presentar una queja por la demora en que iba a ser operada. Ethel afirma que nunca había amenazado con contratar a un abogado, pero que sí podría haber dicho que quería presentar una reclamación en relación al tiempo de espera para la cirugía.

La paciente, también dijo que el personal se había burlado de su ombligo y que en un instante de la operación, alguien se había referido a ella como Precious. Ella cree que el comentario se refiere al personaje principal de la película de 2009 llamada Precious, en la que “la protagonista era una mujer afroamericana obesa, que fue violada por su padre”.

Además, la situación no acaba ahí, ya es que tras la operación le suministraron un medicamento que causa efectos secundarios en personas con alergia a la penicilina, como le sucedió a ella.

El Sistema Harris Health, es un sistema de atención médica completamente integrado que brinda asistencia a todos los residentes del Condado de Harris en Texas. Lo integra entre otros centros, el Hospital Lyndon B. Johnson.

El hospital dio a conocer a ABC News que había enviado a la paciente en una carta en diciembre del año pasado, que Harris Health agradecía a Ethel haber enviado una copia de la grabación “para analizar mejor sus preocupaciones con respecto a esa grabación”.

En cuanto a la grabación, hemos recordado al personal y a los médicos que tengan cuidado con sus comentarios en todo momento. Después de escuchar concienzudamente la grabación que nos ha proporcionado, Harris Heath no cree necesario tomar más medidas en este momento”, recogía la carta.

Ethel, por el momento no sabe qué hacer, si demandar al hospital o no. “No tenían ningún derecho a decir esas cosas sobre mi cuerpo. Fue poco profesional, estuvo muy mal”, concluye.
..Redacción