No se pierda

El riesgo de ictus o infarto en mayores de 50 años aumenta poco tiempo después de un episodio de herpes zóster

22 de abril, 2016

Los mayores de 50 años que sufren un episodio de herpes zóster tiene mayor riesgo de tener un ictus o un infarto de miocardio en los tres meses siguientes, y es que así se concluye de un estudio avalado por el Centro Médico Olmsted y la Clínica Mayo en Estados Unidos.

El herpes zóster es una enfermedad vírica frecuente y debilitante que, causada por la reactivación del virus de la varicela zóster (VVZ), es el mismo que causa la varicela. En Estados Unidos, casi un millón de casos de herpes zóster ocurren al año.

El estudio incluyó a un total de 4.862 personas mayores de 50 años que habían padecido un episodio de herpes zóster previo y 19.433 adultos que no habían sufrido esta enfermedad, cuyo riesgo de ictus o infarto cardiovascular se evaluó de forma separada.

De este modo el estudio concluye que la presencia de un episodio de herpes zóster se asocia a un incremento del riesgo de padecer un ictus a corto plazo.

El estudio revela además que el uso de la vacuna frente al virus que provoca este trastorno, comercializada por Sanofi Pasteur MSD y disponible en España desde octubre de 2014, puede también prevenir estos riesgos graves asociados, ya que reduce en más del 60% la carga de la enfermedad.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) recomienda la vacunación contra el herpes zoster a partir de los 60 años, recomendación que sigue los pasos de lo que ya se hace en Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

Uno de cada cuatro personas que han tenido varicela sufría un herpes zóster
Toda persona que ha pasado la varicela es susceptible de padecer un herpes zóster posterior, y es que uno de cada cuatro lo sufrirán a lo largo de su vida. Además, se estima que el 15% de estos afectados sufrirá su complicación más frecuente, la Neuralgia Post-Herpética (NPH), para la que actualmente no hay tratamientos que sean plenamente satisfactorios.

El herpes zoster y sus complicaciones constituyen un importante problema de salud pública. En España, la carga de la enfermedad es semejante a la de otros países desarrollados. En concreto, se estima que la incidencia global de la patología es de 4 por 1.000 personas al año, elevándose al 10 o el 11 por 1.000 personas a partir de los 60 años. De hecho se calcula que más del 50% de las personas que padecen herpes zóster tienen más de 60 años y sufren complicaciones la mitad de las personas de edades avanzadas que la padecen. Se estima que el 50% de las personas que lleguen a los 85 años de edad sin haber padecido herpes zoster, lo padecerán durante los años que sobrevivan.
..Redacción