No se pierda

La ingenuidad puede ser un síntoma temprano de una demencia como el Alzheimer o Parkinson

19 de mayo, 2016
Demencia

La capacidad de saber si alguien nos está engañando o no, no solamente depende de que seamos desconfiados o tengamos una sensibilidad especial para detectar que nos mienten, y es que la salud también está involucrada en esa percepción, ya que una manifestación temprana de una demencia puede ser precisamente la pérdida de la posibilidad de detectar las mentiras, la falta de sinceridad, el sarcasmo y la ironía.

A dichas conclusiones ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de San Francisco (Estados Unidos).

Los autores trabajaron con 175 personas. Casi la mitad de ellos sufría algún tipo de degeneración neurológica. Cada uno observó un video de diálogos donde uno de los protagonistas usaba el sarcasmo, la ironía o la mentira.

Los voluntarios sanos pudieron identificar fácilmente esta falta de sinceridad pero aquellos con demencia no lograron identificarla o les fue muy difícil.

A su vez, los autores midieron la actividad del cerebro usando imágenes de resonancia magnética y observaron que la incapacidad para detectar la mentira se dio en paralelo con un menor tamaño de ciertas regiones del cerebro. La zona frontotemporal es particularmente importante para detectar las mentiras, por eso los participantes con una demencia frontotemporal fueron los que más dificultades mostraron para notar la falta de sinceridad.

Las demencias están causadas por afecciones al cerebro que generan la pérdida del funcionamiento cognitivo. Estos daños son progresivos e irreversibles. Las más comunes incluyen al Alzheimer, el Parkinson y la demencia vascular, entre muchas otras.

Si alguien tiene un comportamiento extraño y no puede entender cosas como el sarcasmo o las mentiras, debería ver a un especialista que se asegure de que no está frente al comienzo de una de estas enfermedades”, afirma la especialista Katherine Rankin.
..Redacción