No se pierda

Médicos del Mundo alerta de la necesidad de mejorar el acceso al tratamiento de la Hepatitis B y C para lograr reducir la mortalidad

28 de julio, 2016
Médicos-del-Mundo

Médicos del Mundo alerta de la “necesidad vital” que supone el correcto acceso a los medicamentos para la Hepatitis B y C de cara a curar la enfermedad y lograr la reducción de nuevos casos y de la mortalidad que se ha propuesto la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los próximos años. Y es que con motivo del Día Mundial contra la Hepatitis que se celebra hoy jueves 28 de julio, esta organización recuerda que la reciente Estrategia Global contra las Hepatitis víricas para 2016-2021 establece una reducción de nuevos casos de Hepatitis B y C en un 30% y la reducción de la mortalidad en un 20% para 2020.

Para ello, precisan que se necesitan adoptar una serie de medidas, como son el ampliar los programas de vacunación contra la Hepatitis B, mejorar la seguridad de las inyecciones, transfusiones e intervenciones quirúrgicas, ampliar los servicios de “reducción de daños” para consumidores de drogas por vía parenteral y el aumento del acceso al diagnóstico y tratamiento de las Hepatitis B y C.

Al respecto, Médicos del Mundo recuerda que la propia OMS reclama una ampliación de los tratamientos eficaces que ya se conocen pero que “por su elevado precio no son accesibles a muchas de las personas afectadas”.

El ejemplo de España
Por ello, resalta “la fuerza de la sociedad civil” cuando es consciente de sus derechos y exige su cumplimiento como sucedió en España, cuando el colectivo de personas afectadas por esta enfermedad logró que “el Gobierno asumiera el coste del tratamiento con los nuevos fármacos”, lo que ha permitido que en un poco más de un año unos 53.000 pacientes hayan recibido estos tratamientos de última generación.

Del mismo modo, Médicos del Mundo recuerda que en febrero del año pasado presentaron un recurso jurídico contra la patente de uno de estos fármacos, el sofosbuvir que, comercializado por Gilead como ‘Sovaldi’, entendían que “la molécula misma no es lo bastante novedosa para justificar una patente” y que la compañía “abusa de su patente para exigir unos precios inasumibles por los sistemas de salud”.

La organización que, también participa en la campaña ‘No es Sano’ sobre el modelo de innovación en medicamentos, denuncia que “el precio de los nuevos fármacos crece cada año, amenazando la sostenibilidad de los sistemas de salud y obstaculizando el acceso de las poblaciones más vulnerables a tratamientos para enfermedades como el cáncer y la Hepatitis C”.
..Redacción