No se pierda

El riesgo de sufrir depresión aumenta después de haber tenido un accidente cerebrovascular

15 de septiembre, 2016
hombre-triste

Transcurridos los tres primeros meses después de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV), los pacientes pueden ser hasta ocho veces más propensos a tener depresión que las personas que no han sufrido un evento de este tipo. Y es que así se concluye de un estudio realizado en Dinamarca.

La frecuencia de la depresión en los pacientes con ACV es mucho más alta que en los pacientes con otras complicaciones agudas, como un infarto”, indica el autor principal de la investigación, el doctor Merete Osler, de la Universidad de Copenhague.

Los autores revisaron siete registros nacionales del país y obtuvieron información de 157.243 mayores de 15 años internados por primera vez por un infarto entre el 2001 y el 2011 y de 160.236 personas internadas por primera vez por otras causas.

A los dos años de sufrir un infarto cerebral, el 25% de los pacientes tenía depresión. Más de la mitad de los diagnósticos fueron realizados en los tres primeros meses. En cambio, menos del 8% de las personas que no habían tenido ningún episodio de ACV, desarrolló depresión en el mismo período; menos del 25% de los casos fue detectado en los tres primeros meses.

Más de 34.000 pacientes con un ACV y más de 11.000 pacientes sin un ACV desarrollaron depresión en los dos años que duró el estudio.

Como explica Craig Anderson, director ejecutivo del Instituto George para la Salud Global de la Universidad de Sidney (Australia), los resultados del estudio que, ha sido publicado en JAMA Psychiatry, ponen de manifiesto la necesidad de que tanto los médicos, pacientes y familiares, deben estar atentos a la aparición de la depresión y otros trastornos del ánimo después de un accidente cerebrovascular.
..Redacción