Inicio ASP Investigadores británicos estudian una terapia con células madre para tratar el glaucoma

Investigadores británicos estudian una terapia con células madre para tratar el glaucoma

Compartir

Investigadores del University’s Institute of Ageing and Chronic Disease (Reino Unido) han recibido una beca que, concedida por las sociedades del glaucoma del Reino Unido e Irlanda y por la Asociación Internacional del Glaucoma, desarrollarán una terapia con células madre para el tratamiento del glaucoma.

El objetivo de nuestra investigación es identificar y examinar la capacidad de estas células madre para repoblar y cuál es la función del canal de flujo con el fin de desarrollar nuevas estrategias de tratamiento para el glaucoma. Esto podría lograrse por la entrega directa de las células madre de un donante o la activación de las células madre propias de los pacientes”, explica el doctor Colin Willoughby, profesor de Oftalmología Molecular del University’s Institute of Ageing and Chronic Disease.

El término glaucoma se refiere a un grupo de trastornos oculares que afectan al nervio óptico, causando pérdida del campo visual. Algunos de los factores de riesgo más importantes que favorecen su aparición son la edad (se ven afectados individuos mayores de 60 años), antecedentes familiares de glaucoma, ascendencia africana o hispana y la presencia concomitantemente de otras anomalías oculares (hipermetropía, alta miopía) o de otras enfermedades (diabetes, hipertensión).

Con motivo del Día Mundial del Glaucoma, que se celebra el 12 de marzo, Julián García Feijoo, Jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y Presidente de la Sociedad Española de Glaucoma (SEG) afirmaba que “el principal factor de riesgo asociado es la elevación de la presión intraocular y, si no se trata a tiempo, es cuando puede producir ceguera. No existe cura, pero el glaucoma puede ser controlado con la medicación y tratamientos adecuados”.

En España, el glaucoma afecta a alrededor de un millón de personas (el 2,14% de la población), de las cuales, una de cada dos no sabe que la padece. Si bien el glaucoma no se puede prevenir, sí pueden prevenirse sus daños mediante la detección precoz y el control de la presión intraocular.

El tratamiento con colirios, o en fases más avanzadas, quirúrgico, son las opciones existentes. Su elección dependerá del tipo de glaucoma y su gravedad, así como de la respuesta que cada paciente dé a dicho tratamiento.
..Redacción