Inicio ASP Los padres que recurren a la medicina alternativa como tratamiento para sus...

Los padres que recurren a la medicina alternativa como tratamiento para sus hijos también les vacunan menos contra la gripe

Compartir

Los padres que recurren a la medicina alternativa como la acupuntura, homeopatía o la quiropráctica para tratar a sus hijos, también son menos propensos a vacunarles de la gripe, y es que esta asociación se desprende una investigación reciente realizada por la
Universidad Estatal de Pennsylvania (Estados Unidos).

En concreto, según los datos de un estudio con casi 9.000 niños publicado en la revista Pediatrics, se constata que aproximadamente el 33% de los menores que recibieron tratamientos de acupuntura u homeopatía por algún problema, fueron vacunados contra la gripe, frente al 43% de quienes fueron tratados por la llamada medicina occidental o convencional.

Algunos defensores de la medicina alternativa se consideran antivacunas o no tienen una posición decidida con el uso de las vacunas”, reconoce William Bleser, autor del estudio.

Aunque el estudio no prueba que los profesionales que defienden la medicina alternativa desaconsejen la vacunación, los resultados sí sugieren a los pediatras la necesidad de estar atentos para que si los padres acuden a la medicina alternativa , en ese caso, incrementar la información que les ofrecen sobre los beneficios de las vacunas.

Mirar a otro lado, sería negar la realidad, y es que como afirma Bleser, “cada vez más pacientes están utilizando la medicina alternativa” y, además, se está dando una situación algo compleja, al menos, y es que estos pacientes, “podrían estar esperando que sus profesionales sanitarios les asesoren a la hora de decidir si estos enfoques complementarios son mejores para tratar o prevenir enfermedades”.

Para el estudio se analizaron datos de la Encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos de 2012, que reveló como alrededor de dos tercios de los niños habían sido atendidos por algún tipo de disciplina alternativa, incluyendo también la práctica de yoga, el uso de complejos multivitamínicos o varias dietas. Sin embargo, al excluir las alternativas dietéticas vieron cómo sólo el 17% de los niños había usado algún tipo de medicina alternativa. Mientras que el 45% de los niños que tomaron complejos multivitamínicos se habían vacunado, el porcentaje de cobertura bajó al 39% en el resto de niños.

No obstante, este estudio no debe entenderse como un “Sancta Sanctorum”, y es que como reconocen los autores, tiene limitaciones; una de ellas es que los investigadores carecían de datos que indicase la frecuencia con la que recurrían a la medicina alternativa, y un dato muy importante, cuándo fue la primera vez. Otra limitación que indican es que tampoco tenían datos de niños menores de 4 años pese a que su riesgo de complicaciones por gripe es mayor.

Aún así, los resultados ponen de manifiesto la necesidad de que los pediatras investiguen cómo influye la medicina alternativa en los padres, hasta el punto de que se decanten por ella como complemento a la medicina convencional, afirma Linda Greene, de la Universidad de Rochester en Nueva York.
..Redacción