Inicio ASP Las mujeres trabajadoras en España tienen más problemas de salud mental que...

Las mujeres trabajadoras en España tienen más problemas de salud mental que los hombres

Compartir

En España, enfermedades como la ansiedad, depresión e hipocondria, afectan más a las mujeres trabajadoras que a los hombres, y es que así se desprende de un estudio que autores del CIBER de Epidemiología y Salud Pública acaban de publcar en la revista Gaceta Sanitaria.

En concreto, el 19,9% de las mujeres que trabajan en España, presentan más problemas de salud mental que los hombres (13,9%), influyendo más en las mujeres los factores socioeconómicos, mientras que en los hombres condicionan más las variables relacionadas con la situación laboral.

El estudio que, parte de los datos de la Encuesta Nacional de Salud de 2011, analiza la prevalencia de las enfermedades mencionadas a un total de 7.396 personas que, de 16 a 65 años, estaban trabajando en el momento de hacerse la investigación.

El estudio revela que el 20,5% de trabajadores, y el 23,7% de trabajadoras, manifiestan problemas de salud mental con altos niveles de estrés laboral, y que el 30,4% de los hombres y el 34,3% de mujeres, por culpa de esos niveles altos que ocasionan desórdenes, presentan una baja satisfacción laboral.

Problemas de salud mental, más frecuentes entre los autónomos
Entre los autónomos (19,2% hombres-21% mujeres), los problemas relacionados con la salud mental son más frecuentes; lo mismo ocurre entre los trabajadores temporales o sin contrato (14% de los hombres-19,8% mujeres).

Un dato a destacar, es que en las mujeres trabajadoras, se aprecia una alta prevalencia de problemas de salud mental a medida que cumplen años y entre aquellas que están en situación de viudez (29,9%) y en procesos de separación o divorcio (26,7%).

También la formación y el estatus social condiciona a que esos problemas de salud mental se acucien, así, por ejemplo, son más frecuentes entre las que tienen estudios secundarios (21%) y educación primaria o sin estudios (21,6%); y en las clase sociales más bajas (24%).

Por contra, el entorno laboral es el factor más determinante en los hombres. Por ejemplo, los autónomas tienen el doble de probabilidades de sufrir algún tipo de problema de salud mental que los trabajadores con contrato fijo.

Estos resultados muestran la necesidad de adoptar medidas políticas y sociales para promover la igualdad y reducir las diferencias de género en salud mental” , concluyen los autores del estudio.

..Redacción (Fuente: Gaceta Sanitaria)