No se pierda

Conferencia de la OMS pide más cooperación y acción para luchar contra el tabaco

14 de noviembre, 2016
convenio-marco-de-la-oms

La Conferencia de las Partes (COP7) del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT) concluyó tras, una semana de reuniones en Nueva Delhi (La India), con el compromiso de aumentar la cooperación para seguir luchando contra el tabaco en todo el mundo.

Y es que después de cinco días de trabajo (7 al 12 de noviembre), el mecanismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se congratula de los avances para luchar contra los peores pronósticos que, auguran que el tabaco, matará a alrededor de 1.000 millones de personas en este siglo XXI.

Hasta delegados de 179 países y organismos internacionales han participado en unas sesiones en las que se acordó aumentar la cooperación técnica en la lucha en los tribunales contra la industria del tabaco, aunque cierto es, que no se ha logrado consenso en asuntos como el apoyo a los cigarrillos electrónicos.

En un comunicado emitido al final de la reunión, el COP7 insta a las partes a intensificar las acciones multisectoriales y la cooperación para responder a las estrategias de la industria del tabaco “de minar y subvertir” el control de este producto.

A pesar del trabajo duro de todas las partes, es triste ver su falta de interés, una vez más”, afirmó la jefa de la Secretaría del Convenio Marco para el Control del Tabaco, Vera Luiza da Costa e Silva, al denunciar la interferencia de esa industria y su determinación “a minar y distraer” del objetivo global de luchar contra el tabaco. Unas declaraciones que la Asociación Internacional de Productores de Tabaco (ITGA) rechazó por sus críticas a la industria y su falta de inclusión “como parte en este proceso” en un diálogo sobre un asunto que, subrayaron, afecta a 30 millones de agricultores en todo el mundo. “Los delegados de la ITGA que han seguido las reuniones de la COP7 han leído los comentarios de la señora Silva con perplejidad”.

Jorge Adolfo Vega, coordinador para Latinoamérica de Corporate Accountability International (CAI), organización que participó en las reuniones como sociedad civil, en declaraciones a Efe, celebró el impulso dado en Nueva Delhi al artículo sobre responsabilidad que “abre las puertas para poder responsabilizar a la industria tabacalera civil y penalmente”. Además, destacó el acuerdo en la creación de “un centro de conocimiento” sobre protocolos en el manejo de los contactos con la industria del tabaco para evitar “interferencias” y aumentar la transparencia de los actores públicos en el manejo de este asunto.

Por último, en Delhi no se consiguió consenso en torno a los sistemas de cigarrillos electrónicos, solicitando más investigación independiente que pueda arrojar luz sobre los posibles efectos nocivos que puedan tener, así como su asociación comercial con sus supuestos efectos benéficos para la salud.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año, el tabaco es responsable de la muerte de casi seis millones de personas, de las que más de cinco millones son consumidores del producto y más de 600.000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno.

España en 2012 alcanzó su pico más alto de mortalidad por tabaquismo con 60.456 fallecimientos, que representaron el 15,23 % de las muertes registradas en todo el país, lo que significó que durante ese año, cada día, por fumar en España hubo casi 166 personas, de las cuales 44 eran mujeres.
..Redacción