No se pierda

El PSOE propone regular la muerte digna y descarta la objeción de conciencia del médico

8 de febrero, 2017
Martínez Olmos PSOE

El PSOE registró ayer en el Congreso de los Diputados una proposición de ley reguladora de los derechos de las personas en los momentos finales de sus vidas y que, tal y como explicó la secretaria adjunta del partido en la Cámara Baja, Marisol Pérez Domínguez, garantiza el derecho de autodeterminación del enfermo e impide la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios, a los que se da seguridad jurídica.

Y es que uno de los “puntos fuertes” de la proposición de ley socialista es que busca para los profesionales todo el amparo jurídico posible. Por ello, será una obligación que las instrucciones y decisiones anticipadas del paciente sobre su el proceso final de su vida se incorpore a la historia clínica y que exista un acceso telemático a ellas desde cualquier centro sanitario.

Del mismo modo, el texto registrado recoge que “todos los profesionales sanitarios tienen la obligación de respetar las convicciones y creencias de los pacientes en el proceso final de su vida, debiendo abstenerse de imponer criterios de actuación basados en las suyas propias”. Con esta líneas, el PSOE rechaza la posibilidad de que exista objeción de conciencia entre los trabajadores.

La regulación actual en España es desigual
Para Pérez Dominguez, la regulación actual en esta materia en España es “insuficiente” y desigual porque no todas las Comunidades Autónomas la han desarrollado. Por ello, este texto busca que todos los pacientes gocen de la misma calidad sanitaria “en procesos patológicos que llevan a un final de la vida con dolor y en unas circunstancias que se puedan aliviar con terapias existentes y que cuentan con el aval científico y ético de la comunidad médica”.

Además, el documento trata el derecho del enfermo a la información, a la toma de decisiones autónomas y a que éstas se respeten. En estos casos se prevé las intervención del comité de ética asistencial, en el caso de que se produzca alguna discrepancia entre el paciente o su representante, y los profesionales sanitarios. Dicho comité “procurará” en la medida de lo posible “asesorar y ofrecer alternativas o soluciones éticas”.

No puede haber objeción de conciencia
Por otra parte, como explicó José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado, “no puede haber objeción de conciencia en una cuestión que desde el punto de vista científico se reconoce como un derecho del paciente”. “Precisamente esto”, añade Olmos, “lo que permite es cubrir las garantías de que las personas profesionales puedan actuar sin que vaya a haber nadie que les pueda perseguir desde el punto de vista jurídico”.

No es momento de debatir sobre la eutanasia
Preguntados por la posibilidad de presentar un texto para regular la eutanasia en España, Pérez Domínguez fue clara, y es que esta proposición de ley para regular la muerte digna y los momentos finales de la vida, “ayuda a que se produzca una buena muerte”, pero “no la eutanasia”. Ese tema, como afirma la diputada socialista, necesita un “debate más sosegado” porque “aún no está maduro en la sociedad”.

De forma similar se expresó Olmos, quien indicó que no hay que relacionar necesariamente la muerte digna con la eutanasia, ya que la primera se pone al servicio de enfermos que no tienen enfermedades terminales. “Se les acorta la vida, pero no se termina con ella”, afirmó.

Los socialistas, de esta manera, previsiblemente no apoyarán la proposición de ley para legalizar la eutanasia y garantizar su práctica en todo el país a aquellas personas que la soliciten que registró el pasado 18 de enero Unidos Podemos en el Congreso. Para Pérez Domínguez, primero hay que dar este paso sobre muerte digna en el que, además, según ha indicado, existe “consenso” entre las fuerzas políticas para sacarlo adelante.
..Redacción