Inicio ASP Asocian la diabetes gestacional con una alteración de las células grasas en...

Asocian la diabetes gestacional con una alteración de las células grasas en los hijos

Compartir

Cuando las embarazadas tienen diabetes, sus hijos podrían sufrir una alteración de las células grasas que los volvería más vulnerables a las enfermedades metabólicas en la edad adulta, y es que así se desprende de un pequeño estudio realizado en Dinamarca.

En concreto, la investigación que, ha sido publicada recientemente en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, revela que los bebés de las madres con diabetes están expuestos a tener niveles de glucosa elevados en la vida intrauterina, lo que se conoce como hiperglucemia fetal.

En experimentos de laboratorio, los hijos adultos de madres con diabetes en el embarazo, lo que se conoce como la diabetes gestacional, parecían tener células grasas más grandes y niveles más altos de leptina, una proteína que producen las células grasas y regula el apetito. “Afecta a las células madre del tejido adiposo y esos defectos se pueden detectar varios años después”, afirma la autora principal, Ninna Schioler Hansen, de la Universidad de Copenhague, (Dinamarca).

Su equipo estudió a 206 adultos. En algunos casos, las madres habían tenido diabetes desde antes del embarazo, mientras que en otros las madres desarrollaron diabetes gestacional. También hubo un grupo control (hijos de mujeres sin diabetes).

Los hijos adultos de las mujeres con diabetes en el embarazo presentaron “cambios fundamentales” en el tamaño de las células grasas, la capacidad de almacenar grasa y la producción de la leptina, explica Hansen. “Si en el embarazo aparece la glucosa alta o la diabetes, nuestro estudio respalda la importancia de normalizar los valores de glucosa en sangre para contrarrestar el efecto negativo en las células fetales”, añade Hansen.

Por contra, “las mujeres delgadas y con buen estado físico antes del embarazo tienen bajo riesgo de desarrollar diabetes gestacional durante el embarazo” y, por ende sus hijos recién nacidos también tienen un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y obesidad más adelante en la vida.

No obstante, los autores consideran que la diabetes no debe ser el único factor diferencial del desarrollo fetal, y es que es posible que otros aspectos influyan en las diferencias entre los adultos con o sin madres con diabetes en el embarazo. Aun así, los resultados aportan indicios para explicar el aumento del riesgo de diabetes en los hijos de mujeres diabéticas, indica el doctor Joachim Dudenhausen, de la Facultad de Medicina de Weill Cornell en Nueva York, pero que no participó del estudio.

En Estados Unidos, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), hasta un 9% de las mujeres embarazadas desarrollan diabetes gestacional.
..Redacción