No se pierda

Determinan que las dietas bajas en gluten pueden estar asociadas con un mayor riesgo de diabetes tipo 2

16 de marzo, 2017
gluten

Una investigación realizada por el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, podría comprobar que comer más gluten puede estar asociado con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Este estudio fue presentado en las Sesiones Científicas 2017 sobre Epidemiología y Prevención/Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica, organizadas por la Asociación Americana del Corazón, que se celebra en Portland, Oregón, Estados Unidos.

El gluten es una proteína amorfa que se encuentra en la semilla de muchos cereales (trigo, cebada, centeno, espelta, triticale y posiblemente avena) combinada con almidón. Representa un 80% de las proteínas del trigo y está compuesta de gliadina y glutenina. El gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, y confiere la consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas.

En la actualidad, un pequeño porcentaje de la población no puede tolerar el gluten por tener enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten, pero las dietas sin gluten se han vuelto populares para las personas sin estas enfermedades, aunque no hay pruebas de que reducir su consume proporcione beneficios a largo plazo para la salud.

El científico Geng Zong, explicó que “Queríamos determinar si el consumo de gluten afectará la salud en personas sin razones médicas aparentes para evitar el gluten. Los alimentos sin gluten a menudo tienen menos fibra dietética y otros micronutrientes, lo que los convierte en menos nutritivos y también tienden a costar más. Las personas sin enfermedad celíaca deben reconsiderar la limitación de su consumo de gluten para prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas, especialmente para la diabetes“.

En esta investigación realizada a largo plazo, los científicos encontraron que la mayoría de los participantes tenían una ingesta de gluten inferior a 12 gramos por día, y dentro de este intervalo, los que comieron más gluten tuvieron menor riesgo de diabetes tipo 2 durante 30 años de seguimiento. Los participantes del análisis que comían menos gluten también tendían a comer menos fibra de cereal, un conocido factor de protección para el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Asimismo, las personas con el porcentaje más alto de consumo de gluten presentaron un 13% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con aquellos con el menor consumo de gluten diario (menos de 4 gramos).

Por otra parte, los investigadores estimaron la ingesta diaria de gluten de 199.794 participantes en tres estudios de salud a largo plazo –69.276 del ‘Nurses’ Health Study’ (NHS), 88.610 del ‘Nurses’ Health Study II’ (NHSII) y 41.908 del ‘Health Professionals Follow-Up Study’ (HPFS)– a partir de cuestionarios de frecuencia alimentaria completados por los participantes cada dos o cuatro años. La ingesta diaria promedio de gluten en gramos fue de 5,8 g/día en NHS, 6,8 g/d para los de NHSII y 7,1 g/d para HPFS, y las principales fuentes dietéticas fueron pastas, cereales, pizzas, muffins, pretzels (un tipo de galleta o bollo) y pan.

A lo largo del estudio, se confirmaron 15.947 casos de diabetes tipo 2. Los participantes informaron de su consumo de gluten y el estudio fue observacional, por lo tanto, los resultados justifican la confirmación mediante otras investigaciones. Además, la mayoría de los participantes tomaron parte en este análisis antes de que las dietas libres de gluten se hicieran populares, por lo que no hay datos de los abstemios de gluten.
..Redacción