Inicio ASP Correr un maratón podría provocar a corto plazo lesiones en los riñones

Correr un maratón podría provocar a corto plazo lesiones en los riñones

Compartir

42 kilómetros y 195 metros, o lo que es lo mismo, la distancia que tiene el maratón, una prueba que aquel o aquella que logra acabarla podrá presumir durante toda su vida de haber superado una de las exigencias físicas más duras a las que se puede someter el cuerpo humano.

A los dolores de cadera, rodillas, tobillos y, por ende todas las articulaciones del tren inferior que se verán en mayor o menor medida durante unos días tras haber corrido un maratón, un reciente estudio sugiere los riñones también se ven afectados.

Los maratonistas presentan una lesión renal a corto plazo pasajera o reversible”, afirma el Dr. Chirag Parikh, profesor de medicina en la Universidad de Yale y que ha liderado el estudio.

En concreto, la investigación, publicada en la revista American Journal of Kidney Diseases, muestra que de 22 participantes del maratón de 2015 de Hartford en Connecticut, un 82% presentaron lesión renal aguda tras la carrera. La buena noticia es que la lesión renal parece resolverse en un plazo de dos días tras la carrera. “Al segundo día todos están bien”, aseguró Parikh.

Parikh no sabe con certeza por qué el maratón se asocia con la lesión renal, pero algunas causas potenciales incluyen el aumento sostenido de la temperatura central del cuerpo, la deshidratación, o la reducción del flujo sanguíneo a los riñones que ocurren durante una maratón, explicó. “Cuando la sangre es bombeada hacia la piel y los músculos mientras se corre, los riñones quizá no reciban tanta sangre como es normal”.

Para evaluar este tipo de lesión renal, el estudio observó muestras de sangre y orina recolectadas antes y después de la maratón. Esas pruebas pasaron desde medir los niveles de creatinina en la sangre y de proteínas en la orina, hasta observar células renales bajo el microscopio.

En un estudio anterior publicado en 2011, el Dr. Peter McCullough, vicepresidente de medicina en el Centro Médico de la Universidad de Baylor, en Dallas, y sus colaboradores evaluaron a 25 maratonistas de ambos sexos. Los resultados revelaron que un 40% de los corredores cumplían con la definición de lesión renal aguda según sus niveles de creatinina en la sangre.

¿Puede derivar en una enfermedad renal crónica?
Tras estos estudios, la pregunta del millón, ¿cuanto más maratones se corran, la lesión renal puede ser acumulativa y derivar en una enfermedad renal crónica? ¿Se puede hacer algo respecto a la lesión en el momento, incluyendo una estrategia de hidratación?, plantea McCullough. Para dar respuesta a estas cuestiones es necesario realizar más estudios.

Parikh dijo que también se necesita investigación adicional para evaluar si ciertas personas quizá no se recuperen con tanta rapidez. Lo que sí deja claro y sin lugar a la duda, es que sí o sí, toda persona que tenga antecedente familiar de enfermedad renal deben informar al médico que corre maratones.

Por su parte, la Dra. Cathy Fieseler, directora médica de la Asociación Americana de Corredores (American Running Association) considera que los maratonistas que deseen reducir su riesgo de lesión renal deben evitar los antiinflamatorios antes de la carrera. Esos medicamentos, entre otros, incluyen el ibuprofeno y el naxopreno.
..Redacción