No se pierda

Descubren por qué algunos tumores de pulmón son más resistentes a los tratamientos

3 de abril, 2017

Un estudio internacional liderado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO) y el Instituto Germans Trias i Pujol en Badalona ha identificado la activación de dos vías de señalización celular, la YAP1 y STAT3, que explicaría por qué determinados tipos de cáncer de pulmón son más resistentes al tratamiento.

El estudio, publicado en la revista Journal of the National Cancer Institute, demuestra que en los tumores con mutación del gen EGFR tratados con fármacos inhibidores específicos que lo inhiben se produce un mecanismo de resistencia a través de la activación de ambas vías de señalización.

La sobreexpresión del EGFR, que se observa especialmente en mujeres fumadoras, en ex fumadores y personas que nunca han fumado, favorece la proliferación de las células tumorales, pero el tratamiento con inhibidores específicos permite controlar la enfermedad en un subgrupo de pacientes. Sin embargo, en la mayoría de casos, el tumor se acaba haciendo resistente al medicamento y la enfermedad progresa.

En este trabajo, gracias a la colaboración de centros europeos e internacionales para el estudio de biopsias de pacientes, han evidenciado que los niveles de expresión de las proteínas YAP1 y STAT3 son muy sensibles en la predicción de la duración de la respuesta y el tiempo de progresión en pacientes que son tratados con fármacos como gefitinib (‘Iressa’ de AstraZeneca) o erlotinib (‘Tarceva’, de Roche).

En concreto, el tiempo en la progresión en pacientes con niveles bajos de expresión YAP1 y STAT3 se alarga un promedio global de 12 a 24 meses por lo que, a niveles bajos de estas proteínas, aumenta la supervivencia de los pacientes tratados.

La relevancia del estudio es grande para la comunidad médica y, por ende a la oncológica, y es que en virtud de este hallazgo, la combinación de fármacos inhibidores del EGFR con inhibidores de las vías de señalización de YAP1 y STAT3 podría revertir el mecanismo inicial de resistencia y ser clave en el manejo de estos pacientes. Se calcula que podrían beneficiarse un 15% de los pacientes con cáncer de pulmón. De hecho, actualmente se está trabajando en la elaboración de un ensayo clínico y se espera que durante el próximo año pueda estar disponible para los pacientes con estas características.

El estudio pone de relevancia la estrategia de la combinación de tratamientos diferentes para luchar contra el cáncer de pulmón y abre la vía a nuevas combinaciones de fármacos para obtener tratamientos más eficaces, concluyen los autores.

En España, el cáncer de pulmón es el que más impacto social tiene, causando más de 21.200 muertes cada año, pero, paradójicamente, es el que menor inversión y de los que menos soporte público a la investigación recibe. Y es que así lo alertó el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) con motivo del Día Mundial contra el Cáncer celebrado el pasado sábado 4 de febrero.
..Redacción