Inicio ASP Valor Salud destapa la intranquilidad de los pacientes de Alzira

Valor Salud destapa la intranquilidad de los pacientes de Alzira

Compartir

Pacientes, profesionales, directivos e incluso los empresarios de la zona fueron protagonistas de un especial del programa Valor Salud, de Capital Radio sobre la situación del Hospital de La Ribera. El centro es pionero de un modelo de gestión que hace 20 años comenzó a funcionar y, a día de hoy, está a pleno rendimiento, con unos excelentes resultados que, sin embargo la consejería no valora.

Dirigida por Fran García Cabello, contó con la colaboración habitual de Carlos Rus, secretario general de ASPE, Manuel Vilches, director general de IDIS, el Dr. Antonio Burgueño, Antonio Burgueño Jerez, director del Proyecto Impulso, Luis de Palacio, secretario general de FEFE y Luis de Haro, de iSanidad.

A lo largo de las dos horas de emisión del programa, intervinieron profesionales que están viviendo en primera persona el presente y futuro próximo del “Modelo Alzira” y del Hospital de La Ribera. Así, durante la tertulia, intervinieron el Dr. Javier Palau, Director Gerente del Hospital de La Ribera; Salvador Sanchís, Director de Recursos Humanos del grupo Ribera Salud; la Dra. Julia Camps, Jefa del Servicio de Radiología y Portavoz de la Asociación Sanitat Sols Una; Mariví Ferragut, Presidenta de la Asociación de Dones Afectades per Càncer de Mama d’Alzira (DACMA), y José Villalba, Presidente de la Asociación Empresarial de Alzira. La Consellería estaba invitada pero declinó.

Los profesionales de la Ribera viven con incertidumbre una situación que no ocurrió nunca

Director gerente del Hospital de La Ribera desde el año 2016, el Dr. Javier Palau contó como están viviendo estos profesionales la decisión de la Consellería de llevar a cabo la reversión a la gestión pública del departamento del hospital, una situación de “incertidumbre porque no deja de ser una situación que no ha ocurrido nunca, y en la que algunos no saben muy bien que va a pasar”, ya que se van a convertir en “indefinidos no fijos”, unas “figuras un tanto extrañas” como calificó Palau y que hace que “la gente que lleva muchos años trabajando y la mayoría con una plaza fija, les está condicionando mucho su futuro y qué va a pasar”.

Para Palau la decisión de la Consellería de no prorrogar la concesión es “insólita” teniendo en cuenta, tras hacerse públicos los resultados de la auditoría del Síndic de Comptes de la Generalitat Valenciana que evidencia que el modelo del Hospital de Alzira es más eficiente para la Administración y aporta más calidad a los pacientes. ¿Por qué ocurre esto?, el Director gerente del Hospital de La Ribera remite a lo que la propia Consellería argumenta: “es un tema ideológico, esto es un tema político que no va dentro de nuestros planteamientos, por lo tanto queremos acabar con él”.

¿Puede la ideología política superar informes que avala el “Modelo Alzira”?

Manuel Vilches considera que se está haciendo una “malversación de caudales públicos” ya que no se está haciendo caso a los resultados de un organismo oficial como es el informe del Síndic, por ello, “en algún momento habrá que plantearse el por qué se toma un decisión que va en contra de la asistencia y en contra de la eficiencia puesto que tiene mejores cifras económicas”. Ante estos argumentos, el director de IDIS plantea esta pregunta: “¿La ideología es capaz de superar los argumentos de ese tipo?”. Antonio Burgueño Jerez, al igual que Palau también califica como “insólito” la decisión de la Consellería de seguir adelante con la decisión a pesar del informe y estudios que hay que destacan el “Modelo Alzira”.

Luis de Palacio muestra su preocupación desde FEFE, ya que “las farmacias en España es una prestación pública que hace la farmacia que es enteramente privada y nosotros estamos siempre concertados”, pero cuando lo que impera en este caso “es una decisión política que tiende a excluir a agentes privados en ámbitos de servicios públicos como Sanidad, a nosotros nos preocupa”.

Para cerrar su intervención, Palau describió como a día de hoy es el diálogo con la Consellería, y es que este es “muy escaso”, siendo la “comunicación por escrita y en muchos casos con abogados”; con Carmen Montón, el “diálogo es mucho menor”, una “relación nula”.

Para Antonio Burgueño, Alzira es un sueño que no ha terminado

Su presencia en la tertulia era obligada, y es que el Dr. Antonio Burgueño (padre) fue el que construyó el “Modelo Alzira”. Para él, “Alzira es un sueño que no ha terminado, una idea viviente”. Como médico, muestra su respeto al político, porque “las concesiones están hechas para que se terminen”, por lo que lamenta que habiendo “cinco años de prórroga no se aprovechen para que se haga una reflexión más a fondo”. Concesiones que no son “para terminar”, sino que son “para terminar y empezar”. “Cualquiera que entre, empresa directa, pública o privada no tiene más remedio que invertir 40 o 50 millones de euros para los próximos 20 años, porque el hospital se ha quedado viejo con el mejor mantenimiento de hospital de España”. “Este hospital”, prosigue, “es un sueño que no puede romperse, el ciudadano de la Ribera ha tenido la mejor asistencia, pero ahora tiene problemas porque tiene que modificar su estructura”.

Para Carlos Rus, “se impone de forma categórica una ideología política que va en contra de muchos ciudadanos y que no me parece respetable por muy difícil que sea la gestión política”. A su juicio, quien está haciendo difícil la gestión “es la Consejera y el gobierno de la Comunidad Valenciana”.

Vilches aboga por preguntar a los pacientes, “¿cuánta gente sabía que esto era un hospital de gestión privada?, ¿a qué vienen los pacientes al hospital, a preguntar quién lo gestiona o a que les curen?”; él mismo se responde, y es que “los pacientes vienen a que les curen”, por lo que considera que “estamos incumpliendo taxativamente el primer deseo de los pacientes que son los que pagan el servicio”.

Indefinidos no fijos, ¿qué puede pasar con 1.800 profesionales y 1.800 familias?

Salvador Sanchís, Director de Recursos Humanos del grupo Ribera Salud, habló de la incertidumbre y preocupación que hay entre los profesionales y, “no solo porque va a dificultar la gestión del día a día del hospital”, sino porque “la foto más pesimista es qué puede pasar con 1.800 profesionales y 1.800 familias”.

En relación a la figura de indefinidos no fijos, para el Dr. Burgueño el asunto es muy simple: “no se puede inventar la salida del hospital porque no se puede echar a nadie”, como tampoco “se puede hacer funcionario a quien no ha pasado unas pruebas”, por lo tanto “existe la figura de indefinido, pero solo existe para el que lo inventó”.

Sanchís, pese a la situación de incertidumbre, ensalza “la vocación de servicio y profesionalidad que se está manteniendo al 100%”, y los “1.800 profesionales que quieren seguir trabajando aquí”. No obstante, reconoce que esa situación de incertidumbre ya ha provocado que algunos “profesionales han dejado el hospital por esta situación y que va mermando el capital humano”.

Intranquilidad en los pacientes, muchas dudas de lo que pueda pasar

Mariví Ferragut, habla por parte de los pacientes “de incertidumbre e intranquilidad, de muchas dudas de lo que va a pasar”. Para la Dra. Julia Camps, hay dos cosas que importan mucho; en primer lugar “la situación laboral en la que quedarán los trabajadores”, y después, como profesionales, nos importa “qué va a pasar con la cartera de servicios”. Ante esta situación, se muestra orgullosa de como los profesionales continúan trabajando con “mucha ilusión y muchas ganas”.

La Dra. Camps insta a que la gente del área de salud vaya a los alcaldes y les “exija transparencia y calidad y una explicación de por qué se va revertir un modelo que funciona sin dar ninguna explicación”.

En representación de los empresarios de la comarca de Alzira, José Villalba habla “de una incertidumbre que no es buena para la empresa (hospital) y por lo tanto tampoco lo es para el rendimiento”. No duda en afirmar que “se trata de una decisión política”.

Todo el mundo está de acuerdo, menos la Consellería

Manuel Vilches muestra su asombro al ver que todo el mundo, por primera vez, está de acuerdo, tanto la empresa, los trabajadores, los pacientes, los empresarios, incluso los sindicatos. En este sentido, Sanchís destaca como el año pasado se alcanzó un hito al firmar el convenio colectivo con los sindicatos que regirá hasta finales de 2018. “No estaremos tan mal cuando unanimamente todos los sindicatos nos han firmado un convenio colectivo que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2018, pese a que la Consellería lo intentó dinamizar en marzo”.

Luis de Palacio aboga por una sanidad volcada en el paciente, “y es que precisamente evita una sanidad de ricos y de pobres”, ya “que si una sanidad pública se empobrece, tiene menos recursos, menos motivación, incentiva menos la mejora, exporta talento y no lo importa, entonces es cuando generas una sanidad de pobres, y sí has generado una sanidad de pobres automáticamente tiene que haber campo para una sanidad de ricos y de pobres, y esto es lo que tenemos que evitar”.

Carlos Rus no entiende como al “Modelo Alzira” que ahorra 50 millones de euros se le puede poner fecha de caducidad. A ese ritmo, “dentro de poco no habrá ni ambulancias ni medicamentos”.

Valor Salud. Capital Radio. 5MAY2017
..Emilio Ramirez