Inicio Noticias El plan de salud de Naciones Unidas para mujeres y niños iniciado...

El plan de salud de Naciones Unidas para mujeres y niños iniciado en 2010 ha salvado 2,4 millones de vidas

Compartir

La iniciativa Every Woman, Every Child (EWEC) de Naciones Unidas ha permitido salvar 2,4 millones de vidas de niños, mujeres y jóvenes en 49 países desde que se implementara en 2010, tal y como afirmó esta semana en Chile su representante, Nana Taona Kuo quien, añadió  que los tres pilares fundamentales de EWEC son sobrevivir, prosperar y transformar, con el fin de evitar las muertes, crear un entorno propicio para el desarrollo y garantizar el ejercicio de los derechos, como el acceso a salud de calidad.

Entre 2010 y 2015 que, fue la primera fase de EWEC, ha sido uno de los más exitosos movimientos de salud global. Hemos visto más de 400 compromisos de Gobiernos y la sociedad civil, la academia, el empresariado y hemos salvado en cinco años 2,4 millones de vidas”, afirmó Taona.

Los ministros de Salud de seis países y directores de siete organismos internacionales han participado en Santiago en la reunión de Alto Nivel EWEC que, tiene por objetivo abordar una estrategia global para la salud de mujeres, niños y jóvenes de la región para el período 2016-2030, con miras a poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Una inversión de 20 millones de dólares en la maternidad y atención del recién nacido

El plan, iniciado hace siete años, originó una inversión de 20 millones de dólares en la maternidad y atención del recién nacido. Y es que hay que recordar como en 2010, la ONU presentó la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño 2010-2015, con el  firme objetivo de reforzar los sistemas de acceso a ese servicio con un enfoque de derechos humanos, equidad de género y lucha contra la pobreza.

La prevención en la transmisión del VIH entre madres e hijos, una mayor preparación de los auxiliares de maternidad, el incremento de vacunas infantiles o la mejora del cuidado prenatal y de los recién nacidos, son  algunas de las acciones en las que puso el “foco de atención” esta campaña.

La funcionaria de la ONU agregó que en los tres primeros años de la iniciativa, se cuantificó un aumento del 25% en los recursos privados y públicos destinados a la maternidad y salud de niños y mujeres, según cifras oficiales de diversos países. Aseguró que hubo progresos en el desarrollo y prestación de servicios esenciales, con miras a los más necesitados, sin embargo reconoce que a hoy por hoy “se necesitan de manera fuerte más recursos e innovación”.

Para reducir la tasa mundial de mortalidad materna para 2030, “faltan acciones para lograr esa meta”

En el período 2010-2012 el gasto interno dedicado a la maternidad y salud de niños y mujeres en los 49 países comprometidos con EWEC subió un 17 %.  Taona  explicó que después de consultas a nivel mundial se acordó incluir a los jóvenes en la estrategia global.

Para el cumplimiento de la agenda 2030 que, plantea para ese año reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos, reconoce que aún faltan acciones para lograr esa meta. Precisó además que este plan ha incluido la preocupación por la salud de los refugiados e inmigrantes que ven diezmado su derecho a una atención sanitaria digna.

No podemos alcanzar los objetivos de la agenda 2030 sin asegurar la salud de mujeres, niños y adolescentes. Vemos esta estrategia global como una plataforma y mapa de ruta para apoyar a los países a alcanzar sus propias metas”, lamentó. El dato es concluyente: según la experta, actualmente unas 800 mujeres mueren cada día por causas relacionadas con el embarazo o el parto y la mayoría de estas muertes, así como las de niños menores de cinco años, son evitables con métodos sanitarios conocidos, simples y asequibles.

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible se encuentra acabar en 2030 con las muertes evitables de recién nacidos y niños menores de  años; que todos los países intenten reducir la mortalidad neonatal, al menos a 12 por cada 1.000 nacidos vivos, y la mortalidad de los niños menores de cinco años, al menos a 25 por cada 1.000 nacidos vivos.
..Redacción
..Foto:  Every Woman, Every Child