Inicio ASP Las personas con VIH fumadoras, 10 veces más de probabilidades a morir...

Las personas con VIH fumadoras, 10 veces más de probabilidades a morir por cáncer de pulmón que por VIH

Compartir

Las personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que se adhieren a la terapia antirretroviral, pero fuman, tienen alrededor de 10 veces más probabilidades de morir de cáncer de pulmón que por el propio VIH. Y es que así se desprende de un estudio que, dirigido por investigadores del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos), ha sido publicado recientemente en JAMA Internal Medicine.

En palabras de la directora de esta investigación, Krishna Reddy, de la División de Medicina Pulmonar y Crítica del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés) y el Centro de Evaluación de Práctica Médica (MPEC, por sus siglas en inglés), “el tabaquismo y el VIH son una combinación especialmente mala cuando se trata de cáncer de pulmón” y es que “las tasas de tabaquismo son extraordinariamente altas entre las personas con VIH y tanto el tabaquismo como el VIH aumentan el riesgo de cáncer de pulmón”, añade.

Gracias a los medicamentos antivirales las personas con VIH viven más tiempo, pero fumar y el VIH juntos los ponen en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón a una tasa aún mayor que la de los fumadores no infectados con el VIH. “El cáncer de pulmón es ahora uno de los principales asesinos de personas con VIH, pero la mayoría de estas muertes pueden prevenirse”, dice la autora principal del trabajo, Rochelle Walensky, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas del MGH, codirectora del MPEC e investigadora de MGH.

Casi el 25% de las personas que se adhiere bien a los medicamentos anti-VIH, pero sigue fumando morirá de cáncer de pulmón 

En concreto, los investigadores emplearon un modelo de simulación por ordenador del VIH y estimaron el riesgo de cáncer de pulmón entre las personas que viven con el VIH en Estados Unidos en función de los siguientes criterios: sí fuman actualmente, ex fumadores, sí nunca habían fumado, cuántos cigarrillos por día fuman o fumaron en el caso de los ex fumadores y si toman constantemente los medicamentos antivirales. También representaron los riesgos de otras enfermedades, como las patologías del corazón, que se incrementan al fumar.

Los investigadores descubrieron que casi el 25% de las personas que se adhiere bien a los medicamentos anti-VIH, pero sigue fumando morirá de cáncer de pulmón. Entre los fumadores que lo dejaron a la edad de 40 años, solamente alrededor del 6% morirá de cáncer de pulmón.

Los autores también encontraron que las personas con VIH que toman medicamentos antivirales pero que también fuman, tienen entre seis y 13 veces más probabilidades de morir de cáncer de pulmón que de VIH/SIDA, dependiendo de la intensidad del hábito de fumar y de su sexo.

Cuando los investigadores se centraron en las personas que no siguen perfectamente el tratamiento recomendado para el VIH y que, por lo tanto, corren un mayor riesgo de morir por el VIH/SIDA, calcularon que el cáncer de pulmón mata a más del 15%  de los fumadores.

Dejar de fumar es una de las cosas más importantes que las personas con VIH pueden hacer para mejorar su salud y vivir más tiempo. Dejar de fumar no sólo reducirá su riesgo de cáncer de pulmón, sino que también disminuirá el riesgo de muchas otras enfermedades, como ataque cardiaco, derrame cerebral y enfisema”, concluye el coautor del estudio, Travis Baggett, de la División de Medicina Interna General y el Centro de Investigación y Tratamiento del Tabaco de MGH.
..Redacción