Inicio Actualidad La educación, arma esencial contra las’fake news’

La educación, arma esencial contra las’fake news’

educacion-contra-las-fake-news

..Redacción.

La educación en materia sanitaria que se brinda a la ciudadanía urge reforzarla, para garantizar la sostenibilidad del SNS. Así como para mejorar el estado de salud de la población y para luchar contra las ‘fake news’, «que son altamente peligrosas para todos«.

La jornada ‘Educación para la salud, reto del siglo XXI’ se celebro en la Torre Ilunion. El Círculo de la Sanidad y New Medical Economics fueron los encargados de la organización del evento. Además contaron con la colaboración de la Comunidad de Madrid y la Sociedad Española de Medicos de Atención Primaria

La mejora del estado de salud de la población es necesaria para la lucha contra las ‘fake news’

Eusebio Azorín, director del Sector Hospitalario y Farmacéutico de Ilunion, expuso la labor que realiza el Grupo Social ONCE con personas discapacitadas. De esta manera, trazó un paralelismo entre la sanidad española y la ONCE, «ya que ambas son un modelo a nivel internacional»

Por su parte, Ángel puente, presidente del Círculo de la Sanidad, destacó la necesidad de avanzar en materia de educación sanitaria con el fin de garantizar la sostenibilidad del SNS, al que definió como «el mayor logro que ha conseguido España en las últimas décadas«. Por ello, hizo un llamamiento para educar, por un lado, en prevención, y por otro, en como utilizar de manera adecuada los recursos sanitarios.

Además declaro que «se debe realizar una mayor formación y pedagogía con los ciudadanos. De este modo serán más conscientes del esfuerzo que se realiza para mantener el sistema de salud«, porque «la sanidad no es gratuita y se paga con los impuestos de todos los ciudadanos«. Asimismo afirmo que «un hospital se debe utilizar cuando se necesita«. Igualmente, hizo hincapié en apostar por campañas de sensibilización en materia de prevención.

La educación sanitaria es fundamental en el abordaje de conductas perjudiciales

El director de New Medical Economics, José María Martínez, desgranó los diferentes bloques de la jornada y resaltó la necesidad de seguir compartiendo conocimiento para mejorar el sistema sanitario. También, explicó que “la educación sanitaria es fundamental para evitar conductas perjudiciales en ámbitos como la alimentación, el sedentarismo o el estrés, entre otros«. Del mismo modo, apuntó que, “se debe dirigir al público más adecuado en cada caso”.

El viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fernando Prados, afirmó que “tenemos la mejor sanidad del mundo” y defendió que “los pacientes deben coger las riendas de su propia salud. Por eso, educar al paciente en la salud y en la enfermedad, resulta esencial. Tenemos todos los medios del mundo para ello”.

En cuanto a la lucha contra las ‘fake news’, Prados puso en valor la labor que realiza la Escuela Madrileña de Salud para que exista información veraz para que “las personas puedan vivir mejor”. “La información que tengamos, que no hayamos contrastado, debemos ponerla en entredicho hasta que no se verifique. Entre todos haremos posible que podamos seguir teniendo la mejor sanidad del mundo”, ahondó.

Pacientes que pueden saber más que el médico

 Por otro lado, Antonio Sarría, director de la Escuela Nacional de Sanidad, impartió la ponencia ‘Educación Sanitaria y sostenibilidad. Agentes implicados en la educación sanitaria’. Señaló que se debe trabajar para conocer qué pacientes cumplen de manera incorrecta tratamientos pautados. Además advirtió que en el sistema sanitario, lo que no se dice es también muy importante”. En referencia a la información que a veces los pacientes no dan con facilidad cuando acuden al médico.

Del mismo modo, abordó los cambios que se han producido con el acceso a las nuevas tecnologías por parte de los pacientes, “en algunas ocasiones pueden saber más de su enfermedad que el facultativo, porque antes de entrar a la consulta se han podido leer el último artículo publicado al respecto”. A su juicio, “este es un punto clave que se debe abordar en mayor medida en la formación de los médicos”. De modo que puedan hacer frente mejor a esta realidad. “Los profesionales vamos a tener que ser en ocasiones facilitadores en la toma de decisiones ante el experto de quien vive todos los días con una enfermedad”, agregó.

‘A quién dirigimos los programas de educación sanitaria: infancia, adolescentes, adultos y mayores’.

 Posteriormente, José Luis Díaz-Maroto, médico rural del Centro de Salud Guadalajara Periférico y coordinador nacional del Grupo de Tabaquismo de SEMERGEN, y María Soledad Casasola, especialista en Enfermería del Trabajo y enfermera jefe del Servicio de Atención al Paciente del Hospital Ramón y Cajal, impartieron el panel ‘A quién dirigimos los programas de educación sanitaria: infancia, adolescentes, adultos y mayores’.

Díaz Maroto repasó su trayectoria profesional y comentó la necesidad de abordar la situación actual en España para mantener y mejorar la sanidad. “Debemos saber primero dónde estamos para saber a dónde vamos y a dónde queremos ir”, manifestó, al tiempo que urgió a sensibilizar sobre hábitos de vida saludables como la lucha contra la obesidad o el tabaquismo.

En este sentido, Casasola calificó de esencial la importancia de la familia del niño, colegios, centros de trabajo, etc. Los profesionales tenemos que hacer educación para la salud, porque el conocimiento no nos pertenece, sino que hay que compartirlo. Es un derecho de la ciudadanía, y hay que romper muchos falsos mitos sobre salud. Por tanto, la tarea de los profesionales es la enseñanza del uso correcto de los servicios «, apostilló Casasola

La comunicación en educación sanitaria: formación, difusión y ‘fake news’

Por último, María Yolanda Martínez, profesora titular de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, ofreció la ponencia titulada ‘La comunicación en educación sanitaria: formación, difusión y ‘fake news’. El papel de las administraciones y los medios de comunicación’. Durante su intervención, abordó la relevancia de “utilizar fuentes adecuadas a la hora de elaborar una información». De esta manera conseguir el rigor y la veracidad necesaria, donde los periodistas tienen una responsabilidad muy específica. Asimismo, alertó del peligro de las fuentes interesadas y que no son imparciales.

En esta línea, alertó del daño y el peligro que producen las ‘fake news’. Además avisó del especial riesgo para niños, jóvenes y personas mayores. No podemos prohibir que alguien lea noticias falsas, solo se puede apostar por la educación para detectarlas, zanjó esta experta.

Noticias complementarias: