Inicio ASP Dr. Salvador González: “Más de la mitad los sujetos mayores de 65...

Dr. Salvador González: “Más de la mitad los sujetos mayores de 65 años desarrollarán un cáncer de piel en su vida”

cáncer-de-piel

..Redacción.
La detección precoz del cáncer de piel es la mejor estrategia para lograr la ciración. Se trata de hecho del tumor más frecuente en la población. «Más de la mitad de los mayores de 65 años desarrollarán un cáncer de piel y un 25% sufrirá más de uno», explica el Dr. Salvador González Rodríguez, dermatólogo y especialista en Fotoprotección Oral. El también asesor del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal advierte también del aumento de la incidencia del melanoma. Representa un 2,5% de todos los tumores de piel y su incidencia aumenta entre un 3% y un 7% todos los años. También es colaborador de Cantabria Labs

6.000 nuevos casos de cáncer piel cada año en España, ¿cuál es la mejor forma de prevenirlo?
Efectivamente, anualmente se detectan multitud de nuevos casos de cáncer de piel. De cuerdo con la Organización Mundial de la Salud el cáncer cutáneo es el cáncer más frecuente que sufrimos los humanos constituyendo casi la mitad de todos ellos. De hecho, más de la mitad los sujetos mayores de 65 años de edad desarrollarán un cáncer de piel en su vida y aproximadamente un 25% sufrirá más de uno.

El mejor tratamiento del cáncer de piel es su detección precoz

La exposición solar es el principal factor de riesgo en estos tumores. El estilo de vida, la búsqueda consciente del bronceado intenso y el aumento de las actividades deportivas y de ocio al aire libre son, entre otros, los principales causantes de que nos expongamos al sol de manera excesiva e incontrolada. Sin embargo, de todos los cánceres que se pueden prevenir, el de piel es el único que anualmente sigue aumentando en prevalencia.

Las medidas clásicas de prevención consisten en emplear correctamente cremas fotoprotectoras adecuadas, aplicarlas con la piel seca y renovarlas cada dos o tres horas, sobre todo si realizamos actividades que disminuyan su factor de protección, como sumergirnos en el agua, sudar, etcétera… Asimismo, es importante evitar la exposición prolongada al sol principalmente en las horas de mayor incidencia de luz ultravioleta (de 12:00 a 17:00 horas) y utilizar sombreros o gorras, así como llevar ropa de manga larga. Más recientemente, se ha incorporado a estas medidas la fotoprotección oral, en gran medida, consecuencia de la ingesta de compuestos seguros de origen botánico.

Más de la mitad de los  mayores de 65 años desarrollarán un cáncer de piel en su vida y un 25% sufrirá más de uno

¿Qué se puede hacer cuando hay factores no prevenibles (edad, antecedentes familiares…)?
Aunque en la patogenia del cáncer de piel han de considerarse muchos factores que dependen del individuo, la exposición a la radiación solar supone un riesgo mayor para la aparición de cánceres de piel y se puede evitar. Los esfuerzos de prevención primaria se han centrado en aumentar la conciencia sobre los peligros de la exposición excesiva a la exposición solar.

Es uno de los cánceres más agresivos debido a su alta capacidad de metastatizar

Pero a pesar de eso, existen factores de riesgo a tener en cuenta que dependen del propio individuo. Las pruebas de detección y/o exámenes en personas con alto riesgo de padecer cáncer de piel son las estrategias más importantes de prevención secundaria que incluye su detección temprana y control.

Recientemente, el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU ha publicado una información útil para los pacientes que incluye factores de riesgo a tener en cuenta para los programas de prevención del cáncer cutáneo. Es obvio que todas estas personas además han de tener especial protección frente a la radiación solar.

Entre estos factores se incluyen: piel clara con pecas y que se quema fácilmente después de la exposición solar (nunca llegan a broncearse o se broncean mal); ojos claros; pelo rojo o rubio; tratamiento previo con radiación ionizante; tener un sistema inmunológico debilitado, incluyendo los sujetos bajo tratamiento con inmunosupresores como ocurre en pacientes trasplantados; estar expuesto al arsénico ; quemaduras solares severas, especialmente en la infancia o adolescencia, y antecedentes personales o familiares de cáncer cutáneo, fundamentalmente melanoma.

¿Qué importancia tiene el diagnóstico precoz para el tratamiento del cáncer de piel?
El mejor tratamiento del cáncer de piel es su detección precoz y la prueba es que más del 90% de los cánceres de piel, incluido el melanoma, se curan si el diagnóstico es temprano. De hecho, y aunque resulte redundante, el diagnóstico precoz es el único tratamiento eficaz de melanoma. Los especialistas siempre decimos que el diagnóstico precoz de melanoma es uno de los retos más importantes que tiene el dermatólogo y que nadie debería morir de melanoma.

Un dermatólogo experimentado tiene una precisión diagnóstica que ronda el 65%

Está demostrado que un dermatólogo experimentado tiene una precisión diagnóstica para detectar melanoma que ronda alrededor del 65%, siendo la precisión del médico no especialista alrededor del 50%.

En este sentido, es de gran relevancia conocer que la supervivencia a 5 años es del 30% si ya se ha extendido a ganglios linfáticos, una cifra que baja al 12% si ya se ha producido extensión a otros órganos.

¿Qué diferencias hay entre melanoma, carcinoma y los otros tipos de cáncer de piel?
Los cánceres de piel reciben nombres distintos en función de las células cutáneas afectadas. Si las células afectas son los queratinocitos escamosos darán lugar a carcinoma epidermoide, si derivan de los queratinocitos basales tendremos el carcinoma basocelular y si el tumor se origina a partir de los melanocitos tendremos el melanoma.

Las formas más frecuentes de cáncer cutáneo son el carcinoma basocelular y el carcinoma epidermoide. El melanoma, aunque menos frecuente, es el cáncer más agresivo y de peor pronóstico y representa el 2.5% de todos los cánceres con un incremento anual entre 3% y 7%. El cáncer de piel no melanoma es mucho más frecuente que el melanoma. A su vez, dentro de los cánceres de piel no melanoma, el epitelioma basocelular es el tipo más común de cáncer de piel. Es más, podemos afirmar que el epitelioma basocelular es el tumor maligno más frecuente en la raza blanca, con un incremento manifiesto y sorprendente en su incidencia en las dos últimas décadas.

El melanoma, aunque menos frecuente, es el cáncer más agresivo y de peor pronóstico y representa el 2.5%

Hay estudios epidemiológicos que muestran que una de cada cuatro personas mayores de 50 años padecen este tipo de cáncer de piel.
El melanoma puede aparecer de súbito o sobre un lunar que se transforma (aumenta de tamaño, cambia de color, sangra espontáneamente, pica, duele, molesta o cambia de consistencia). De ahí, la importancia del seguimiento de los mismos por parte de un dermatólogo cualificado. Como he comentado previamente, el melanoma es el cáncer de piel de peor pronóstico. Es más, junto al cáncer de páncreas y al glioblastoma del cerebro son los más agresivos que podemos tener.

El motivo es su alta capacidad de metastatizar, es decir, de diseminarse por la sangre o el sistema linfático y producir lesiones invasivas en órganos distantes (por ejemplo pulmón, cerebro…). Esta capacidad de metástasis se relaciona directamente con el grosor del melanoma en la piel. En el momento actual, la herramienta más crítica para vencer esta enfermedad es, por tanto, la identificación de los melanomas de pequeño tamaño mediante exploración física y métodos diagnósticos no invasivos tales como dermatoscopia y microscopía confocal.

La herramienta más crítica para vencer esta enfermedad es la identificación de los melanomas de pequeño tamaño mediante exploración física y métodos diagnósticos no invasivos

¿Cuándo se puede saber que pasa de ser un problema estético a un problema clínico?
El cáncer de piel y el tratamiento de cáncer pueden causar cambios estéticos importantes. Además dependiendo de la extensión y la zona donde se presenten, las personas con un cáncer cutáneo han de convivir con cicatrices que afecten a su estética y, por tanto, pueden ser fuente de angustia y tener un efecto negativo sobre la autoestima. Los médicos no deben subestimar lo que experimenta el paciente. Existen algunos estudios internacionales que han puesto de manifiesto los problemas de calidad de vida después de una cirugía de un cáncer cutáneo en las zonas faciales.

Dicho esto es importante saber que los casos de carcinoma basocelular en sus variantes no infiltrativa y el carcinoma epidermoide in situ se pueden tratar mediante terapias no invasivas tales como terapia fotodinámica e imiquimod, que permite su erradicación sin cirugía.

Las nuevas tecnologías diagnósticas, ¿qué pueden aportar al cáncer de piel?
Como he comentado previamente, un dermatólogo experimentado tiene una precisión diagnóstica que ronda alrededor del 65%, por lo que es importante la incorporación de nuevas técnicas diagnósticas que incrementen la exactitud diagnóstica. En este sentido contamos con la dermatoscopia y la microscopía confocal in vivo.

El carcinoma basocelular en sus variantes no infiltrativa y el carcinoma epidermoide in situ se pueden tratar mediante terapias no invasivas

La dermatoscopia mejora la precisión diagnóstica del dermatólogo en un 30% consiste en el examen de la lesión con luz polarizada, que aumenta la transparencia de las capas más superficiales de la piel con lo que nos permite identificar detalles arquitecturales de la lesión.

La microscopía confocal de reflectancia es una técnica que permite la visualización no invasiva de la piel a resolución celular simulando a una biopsia virtual sin alterar la piel permitiendo muchas aplicaciones. Permite la demarcación de los bordes del tumor previo a la cirugía. Por otro lado, permite la detección de los variantes no pigmentadas de melanoma, melanomas que son prácticamente indetectable clínicamente. Aumenta precisión y detección en pacientes con síndrome de nevo atípico que tienen mayor riesgo de padecer melanoma.

Permite además la reducción de biopsias innecesarias. También ayuda a discernir los distintos subtipos de carcinoma basocelular lo que permite que los subtipos superficiales y nodulares pueden ser eliminados sin cirugía, ni cicatriz. Permite asegurar que las lesiones aparentemente benignas y que se tratan de forma no invasiva (con láseres) son lesiones no malignas, un claro ejemplo los tenemos en el tratamiento de léntigos y queratosis seborréicas, comúnmente llamadas manchas de la edad que pueden esconder una lesión maligna por colisión o por lesiones imitadoras (carcinoma basocelular, lentigo maligno melanoma).

La dermatoscopia mejora la precisión diagnóstica del dermatólogo en un 30%

En este sentido, nuestro grupo ha publicado gran número de artículos científicos que demuestran estas aplicaciones. En el caso de pacientes de alto riesgo con antecedentes de melanoma (más aún si presentan melanoma familiar o melanoma múltiple), pacientes con múltiples lunares (> 50), paciente con lunares clínicamente atípicos para detectar melanomas precozmente y reducir el número de biopsias innecesarias el mejor seguimiento y detección temprana nos lo facilita el uso de la fotografía corporal total con control digital tridimensional (actualmente Vectra 360 es el único comercializado con solo varias sistemas en el mundo, y solo uno en España que se encuentra en nuestra Unidad de Cáncer Cutáneo) que permite una toma en fracción de segundo con muy alta resolución y detección de cambios mínimos de los lunares

¿Qué papel debe tener el médico de atención primaria en el cáncer de piel?
La mayoría de las organizaciones profesionales en los Estados Unidos no tienen recomendaciones específicas sobre la detección del cáncer de piel con el examen clínico visual de la piel. Les puedo decir también que el Colegio Americano de Médicos no tiene una guía actual sobre la detección del cáncer de piel realizada por un médico no dermatólogo, ni tampoco el Colegio Americano de Medicina Preventiva.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia concluye que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el cribado visual del cáncer de piel en adultos

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia concluye que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el equilibrio entre los beneficios y los daños del cribado visual del cáncer de piel en adultos. Aunque desde las Sociedades más relevantes de Cáncer cutáneo no hay un consenso claro sobre los programas de screening de cáncer cutáneo la Academia Estadounidense de Dermatología fomenta que se realicen programas de detección de cáncer de piel. Esta sociedad recomienda que en los adultos de 20 años y mayores que reciben exámenes de salud periódicos se incluya el examinen la piel como parte de un examen general relacionado con el cáncer.

Además en este caso los médicos de atención primaria juegan un papel importante en la prevención del cáncer de piel. El asesoramiento sobre los factores de riesgo y las estrategias para evitar el sol, particularmente para pacientes con antecedentes personales o familiares de cáncer de piel, debe ser parte de la medicina preventiva. Hasta ahora no hay evidencias sobre la efectividad del autoexamen de la piel para prevenir el cáncer de piel.

Sin embargo, la evaluación por un médico sería deseable en pacientes de alto riesgo. The US Preventive Services Task Force (Uspstf) recomienda que los médicos aconsejen a los adultos jóvenes, adolescentes, niños y padres de niños pequeños sobre cómo minimizar la exposición a la radiación solar con tipos de piel clara y así poder para reducir el riesgo de cáncer de piel. También recomienda ofrecer asesoría selectiva a adultos mayores de 24 años con piel clara. Es recomendable realizar autoexámenes regulares de la piel para identificar lunares sospechosos en un estadio muy precoz. Cualquier lunar sospechoso debería ser evaluado por un dermatólogo.

Noticias complementarias: