Inicio ASP La UCRI permite a la Fundación Jiménez Díaz disminuir la mortalidad

La UCRI permite a la Fundación Jiménez Díaz disminuir la mortalidad

ucri-fundacion-jimenez-diaz-ahorro

..Redacción.
La pandemia de coronavirus ha puestos en el centro de la actualidad la importancia de las unidades de críticos en los hospitales españoles y su escasez con respecto a otros países europeos como Alemania, ahora, un estudio muestra la utilidad de las unidades de cuidados respiratorios intermedios (UCRI), ya que solo el 40% de los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda precisan intubación, mientras que el resto pueden atenderse en las UCRI, lo que supone un ahorro de casi 500.000 euros al año en estancias en la UCI para un hospital. El estudio se ha publicado en la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Archivos de Bronocneumología.

Solo el 40% de los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda precisan intubación, mientras que el resto pueden atenderse en las UCRI

En el caso concreto de la pandemia por SARS-CoV-2, la UCRI del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (HUFJD) ha multiplicado su capacidad de ocho a 26 camas y ha servido para contener en una situación segura a muchos pacientes cuando era complicado disponer de una cama de UCI, explica la Dra. Sarah Heili, primera firmante del estudio, neumóloga en en la Fundación Jiménez Díaz, y miembro de Separ. “La combinación de fármacos y técnicas no invasivas de oxigenación y soporte permitió que la mayoría finalmente no precisaran este recurso”.

En el mes y medio de pandemia, esta unidad ha tratado casi el doble de pacientes en todo un año, todos con Covid-19 y la tasa de mortalidad “ha sido solo discretamente superior” a la registrada en una situación normal. “De no existir esta estructura esta presión asistencial se habría desviado a la UCI y en ausencia de camas habría aumentado la mortalidad global del enfermo crítico y semicrítico”, apunta.

Dra. Heili: “De no existir la UCRI durante la pandemia, la presión asistencial se habría desviado a la UCI y en ausencia de camas habría aumentado la mortalidad global”

El estudio liderado por la Dra. Heili han analizado la UCRI de la Fundación Jiménez Días, evaluando su coste para el hospital en comparación con la UCI y si es un entorno seguro para los pacientes que por su complejidad no podrían recibir los cuidados adecuados en planta, ya que requieren ventilación no invasiva u oxigenoterapia de alto flujo, pero tampoco precisan un ingreso en la UCI tradicional.

El coste total de la UCRI durante 2016 fue de más de 626.000 euros. Trató a 250 pacientes con una estancia media de 5,6 días. En total, el estudio calcula 1.390 días. Si esta cantidad de días de ingreso se hubiera producido en la UCI, con un coste de 805,36 euros por día que supone el ingreso en esta unidad en los hospitales públicos de Madrid, el coste en 2016 habría podido superar los 1,1 millones de euros. El “coste evitado” con los ingresos en la UCRI sería de casi 500.000 euros, explica la Dra, Heili. “Estos datos demuestran que una UCRI es capaz de evitar ingresos en la UCI y favorecer, por tanto, un ahorro considerable en la atención al paciente respiratorio crítico”.

El coste de la UCRI durante 2016 fue de más de 626.000 euros. Si los ingresos hubieran sido en la UCI, el coste sería de hasta 1,1 millones de euros

Respecto a la mortalidad, en 2016 murieron en la UCRI 16 de los 250 pacientes. Presentaban un índice de gravedad de 3,6 sobre cuatro y un índice de probabilidad de muerte por complejidad de 3,8 sobre cuatro. Además, la mortalidad asociada a VNI fue de 7,14% (15 pacientes), una cifra que, según el estudio está muy por debajo de los datos de un estudio europeo que la situaba en el 30%. Solo hubo un paciente (3,3%) dentro del grupo de mortalidad asociada a traqueotomías y destete por VMI, cuando el estudio europeo cifra la mortalidad por esta causa entre el 30 y el 38%.

La tasa de mortalidad de la unidad se ha mantenido estable desde el año 2009. Es del 6,4%, y está en línea con la de otros estudios que han concluido que las UCRI disminuyen la mortalidad hospitalaria, según señala el artículo. Para la Dra. Heili estos datos demuestran que “una UCRI es un entorno seguro que ofrece cifras de mortalidad bajas, a pesar de la complejidad de los pacientes admitidos en ella”.

Dra. Heili: “una UCRI es un entorno seguro que ofrece cifras de mortalidad bajas, a pesar de la complejidad de los pacientes admitidos en ella”

Separ realizó un estudio sobre el grado de implantación de las UCRI en España en 2004 y 2008 que mostró un aumento del 10% en cuatro años. La mayoría de estas unidades, el 78%, dependían del Servicio de Neumlogía. Sin embargo, el 64% de las nuevas UCRI carecen de médicos internos residentes, el 68% no tienen fisioterapia propia y hasta el 55% no dispone de ninguna estructura de guardia. En cuanto a equipamiento, el 50% no tenía monitorización específica y el 87% no estaban dotadas con el equipamiento específico recomendado. “Aun hoy, la implantación de las UCRIS no es universal en nuestro medio”, señala la Dra. Heili.

Noticias complementarias: