Inicio ASP Seedo y SEEN exigen que las personas con obesidad se consideren un...

Seedo y SEEN exigen que las personas con obesidad se consideren un grupo prioritario en la vacunación del Covid-19

obesidad

..Redacción.
Las personas con obesidad deben ser consideradas como grupo de riesgo y, por lo tanto, tras sanitarios y personas mayores, deben ser un grupo prioritario para recibir la vacuna frente al Coronavirus una vez que esté disponible“. Así lo ha manifestado la Dra. Susana Monereo, secretaria de la Seedo. En concreto, “aquellas personas con un índice de masa corporal por encima de 35 deberían estar priorizados en esa vacunación“, señala el Dr. Albert Lecube, vicepresidente de la Seedo.

Seedo y SEEN exigen que las personas con obesidad se consideren un grupo prioritario, tras sanitarios y personas mayores, en la estrategia de vacunación del Covid-19

Las personas con exceso de peso tienen un 46% más riesgo de contagiarse de coronavirus y un 113% más riesgo de hospitalización por Covid-19. Además, presentan un 78% más de riesgo de ingreso en UCI respecto a la población con normopeso, y el riesgo de mortalidad es un 48% superior. Sin embargo, “en nuestro país no hay directrices específicas que consideren la obesidad como una enfermedad crónica y, en general, está siendo la gran olvidada en la pandemia”, afirma el Dr. Albert Lecube, vicepresidente de la Sociedad Española de Obesidad (Seedo) y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Arnau de Vilanova (Lleida).

La Sociedad Española de Obesidad (Seedo) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), con motivo del reciente Día de la Lucha contra la Obesidad, han realizado una encuesta entre sus socios para evaluar los efectos de la segunda ola de la pandemia de Covid-19 en la obesidad.

El análisis confirma que los pacientes con obesidad son uno de los colectivos más vulnerables frente a la Covid-19 y se han visto perjudicados por la pandemia”, concluye el Dr. Javier Escalada, presidente de la SEEN y director del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra. Junto a las tres medidas esenciales de prevención del Covid-19, higiene de manos, mascarilla y distancia social, Seedo y SEEN aconsejan controlar el peso y una práctica regular de la actividad física como herramientas para luchar contra la pandemia.

Estas sociedades científicas recomiendan encarecidamente incluir el control del peso y la actividad física regular dentro de las normas básicas para luchar contra la pandemia

La Dra. Ana de Holanda, coordinadora del grupo de trabajo de obesidad de la SEEN ha incidido en la importancia de la actividad física. “El ejercicio físico moderado mejora la inmunidad. Es importantísimo incentivar el ejercicio físico para prevenir la pérdida de masa muscular“, subraya. Asimismo, el 88% de los profesionales encuestados entienden que la obesidad no es una enfermedad benigna, “como parece considerarse desde las autoridades sanitarias y por parte de una gran mayoría de la población general”, matiza.

“A pesar de ser un problema de salud creciente, que tiene un impacto muy negativo en la morbimortalidad y, aún mayor entre las personas afectadas por la COVID-19, está quedando relegada la atención a las personas con obesidad”, señala el Dr. Lecube.

La pandemia y el confinamiento han repercutido negativamente sobre la obesidad y sus complicaciones. Así lo indican el 98% de los profesionales que tratan pacientes con obesidad. Asimismo, la mayoría de encuestados cree que la causa están el deterioro de los hábitos de vida saludables, concretamente, en la falta de ejercicio físico.

La pandemia y el confinamiento han repercutido negativamente sobre la obesidad y sus complicaciones

Solo un 2,4% de los profesionales sanitarios dedicados a la obesidad piensan que los han pacientes obesos han podido mantener el tratamiento que tenían prescrito (dieta, ejercicio y/o fármacos)”, destaca la Dra. Susana Monereo.

Los datos muestran un aumento de complicaciones en las personas con obesidad. Por un lado, un 38% de los profesionales han detectado en los pacientes trastornos de la conducta alimentaria. Por otro, un 39% muestra empeoramiento o aparición de enfermedad metabólica, como diabetes o dislipemia. También, aunque en menor escala, se han elevado (un 16%) los problemas osteomusculares, respiratorios y el reflujo gastroesofágico.

Las personas con obesidad han sido uno de los colectivos más perjudicados por la anulación o retraso de operaciones pendientes. Solo un 12% de los profesionales reportan que los programas de cirugía bariátrica se han mantenido en sus centros.

Solo un 12% de los profesionales reportan que los programas de cirugía bariátrica se han mantenido en sus centros durante la pandemia

Un estudio realizado por la Seedo en los dos primeros meses de confinamiento mostró que el 49,8% de los españoles había ganado peso. Los principales factores para ganar peso fueron ser mujer, joven con un bajo nivel de auto cuidado en relación al peso y con sobrepeso previo. “Es importante destacar otro factor de riesgo: vivir en el sur; entre las personas que respondieron a la encuesta, ganaron más peso aquellos que vivían en el sur de España”, recalca el Dr. Diego Bellido, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.

“La principal causa (66,5%) a la que se atribuyó este aumento de peso fue a la combinación de mayor ingesta con menor practica de actividad física, sobre todo esta última”, añade. Además, considera que “lo más grave es que el 40,3% de los encuestados que ganaron peso no tomaron ninguna medida para gestionar esta situación”.

Las sociedades científicas muestran su compromiso para colaborar con las autoridades sanitarias y de consumo en un mejor manejo de la obesidad en España. Los especialistas recuerdan que se trata de una enfermedad crónica que requiere el desarrollo de planes específicos y la intervención e implicación de todos. Por ello es esencial “concienciar de que la obesidad es una enfermedad“, concluyen.

Noticias complementarias

Compartir